Empleados de Twitter dicen adiós tras ultimátum de Elon Musk

Empleados de Twitter dicen adiós tras ultimátum de Elon Musk

Además, proyectan mensajes contra el magnate en el edificio sede de Twitter, en San Francisco.

CIUDAD DE MÉXICO.— Twitter registró este jueves una oleada de renuncias de ingenieros y otros trabajadores, luego de que su nuevo propietario, Elon Musk, les diera a elegir entre comprometerse a trabajar “extremadamente duro” o renunciar con una indemnización.

Aunque no está claro cuántos empleados de Twitter ya aceptaron la oferta de Musk, la nueva ronda de salidas significa que la plataforma sigue perdiendo trabajadores justo cuando se está preparando para el Mundial de Qatar 2022, uno de los eventos más concurridos de la plataforma que podría abrumar sus sistemas si las cosas colapsan.

A todos los Tweeps que decidieron hacer hoy su último día: gracias por ser increíbles compañeros de equipo a través de los altibajos. No puedo esperar a ver lo que hacen después”, tuiteó Esther Crawford, una empleada que se quedó en la empresa y ha estado trabajando en la reforma del sistema de verificación.

Como resultado de esta renuncia masiva, este jueves cerraron las oficinas de Twitter en San Francisco. Se tomó la decisión debido al temor de que algunos trabajadores “pudieran sabotear la red social”, pidiendo a los empleados que estaban presentes que abandonaran las instalaciones hasta el próximo lunes 21 de noviembre.

Desde que asumió el control de Twitter, hace menos de tres semanas, Elon Musk ha echado a la mitad de los siete mil 500 empleados de la empresa y a un número incalculable de trabajadores externos responsables de la moderación de contenidos y de otras tareas cruciales.

También despidió a altos ejecutivos en su primer día como propietario de Twitter, mientras que otros se fueron voluntariamente en los días siguientes. A principios de esta semana comenzó a despedir a un pequeño grupo de ingenieros que se opusieron a él públicamente o en el sistema de mensajería interna Slack.

La noche del miércoles, Elon Musk envió un correo electrónico al resto del personal de Twitter, en el que pidió que decidieran antes del jueves por la noche si querían seguir formando parte del negocio. Pues “tendrán que ser extremadamente duros” para construir “un Twitter 2.0 innovador” y que se necesitarán largas horas de trabajo. 

Aunque en un correo electrónico del jueves, el magnate dio marcha atrás a su insistencia en que toda la platilla de la red social trabaje desde la oficina. Su rechazo inicial al trabajo a distancia había alejado a muchos empleados que sobrevivieron a los despidos.

Resaltó que “lo único que se requiere para la aprobación es que su gerente asuma la responsabilidad de garantizar que están haciendo una excelente contribución”. También se espera que los trabajadores tengan “reuniones en persona con sus colegas con una frecuencia razonable, idealmente semanal, pero no menos de una vez al mes”.

⇒ Además, este jueves, se volvió tendencia el hashtag “RIPTwitter”, seguida de los nombres de otras plataformas de redes sociales: “Tumblr”, “Mastodon” y “MySpace”.

Además, durante la noche de este jueves, mensajes en contra de Elon Musk han sido proyectados en la fachada de la sede principal de la red social, ubicada en San Francisco. “Infierno de Musk”, “#AltoaTwitterToxico”, “Elon #STFU (abreviatura en inglés para “Shut the Fuck Up” o “Cállate la puta boca” en español)” y “Lanzándose a la quiebra” fueron algunos de los textos desplegados a través de un proyector.

AM.MX/dsc