Bombardeos renuevan preocupaciones de seguridad en central nuclear de Zaporiyia en #Ucrania

Bombardeos renuevan preocupaciones de seguridad en central nuclear de Zaporiyia en #Ucrania

Rafael Mariano Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dijo que hubo varias explosiones cerca de la planta — el sábado por la noche y de nuevo el domingo por la mañana.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que planeaba realizar inspecciones el lunes en la planta de energía nuclear Zaporiyia de Ucrania después de dos días de bombardeos en el área, lo que renovó las preocupaciones sobre el posible desastre en el sitio.

La última ronda de ataques cerca de la planta de energía nuclear más grande de Europa incluyó lo que el OIEA dijo que fueron más de una docena de explosiones el domingo.

“Aunque no hubo un impacto directo en los sistemas clave de seguridad y protección nuclear en la planta, el bombardeo estuvo peligrosamente cerca de ellos. Estamos hablando de metros, no de kilómetros”, dijo el director general del OIEA, Rafael Grossi. “Quienquiera que esté bombardeando la planta de energía nuclear de Zaporiyia, está asumiendo grandes riesgos y apostando con la vida de muchas personas”.

Ucrania y Rusia se han culpado mutuamente en repetidas ocasiones por los bombardeos cerca de la planta de energía en medio de la guerra que Rusia inició a fines de febrero con su invasión de Ucrania.

Un portavoz del Kremlin dijo a los periodistas el lunes que otros países deben usar su influencia para ayudar a poner fin a los ataques en el sitio.

Potentes explosiones de artillería estremecieron la región ucraniana de Zaporiyia, donde está la nucleoeléctrica más grande de Europa, informó la agencia atómica de las Naciones Unidas, la cual pidió “medidas urgentes para ayudar a prevenir un accidente nuclear” en esas instalaciones ocupadas por los rusos.

Una andanada de proyectiles rusos — casi 400 tan sólo el domingo — también hicieron blanco en regiones del este de Ucrania, y en la provincia oriental de Donetsk se registraron férreos combates terrestres, señaló el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy durante su informe nocturno.

Rafael Mariano Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dijo que varias explosiones cerca de la planta — el sábado por la noche y de nuevo el domingo por la mañana — pusieron fin a un periodo de relativa calma en las inmediaciones de la nucleoeléctrica, las cuales han sido escenario de combates entre fuerzas rusas y ucranianas desde que el Kremlin lanzó su invasión el 24 de febrero.

Los combates han generado la posibilidad de que ocurra una catástrofe nuclear desde que las fuerzas rusas ocuparon la planta en los primeros días de la guerra.

En el reinicio de los ataques con proyectiles, dentro y en las inmediaciones de la planta, los expertos de la OIEA en la instalación de Zaporiyia reportaron haber escuchado más de una decena de estallidos en un breve periodo de tiempo el domingo por la mañana, y pudieron ver algunas explosiones desde sus ventanas, indicó la agencia.

Horas más tarde, la OIEA informó que los ataques de artillería habían cesado y que sus expertos evaluarían la situación el lunes.

“Hubo algunos daños en partes del lugar, pero no hay filtraciones de radiación ni pérdida de energía”, señaló la agencia.

De todas formas, Grossi dijo que los ataques son “sumamente perturbadores” e hizo un llamado a ambas partes a implementar de manera urgente una zona de seguridad nuclear y protección alrededor de la central.

“Sea quien sea el responsable de esto, debe cesar de inmediato”, declaró. “Como lo he dicho en muchas ocasiones anteriores, ¡están jugando con fuego!”

Rusia ha estado lanzando ataques aéreos contra la red eléctrica y demás infraestructura ucraniana, provocando apagones generalizados y dejando a millones de ucranianos sin calefacción, luz o agua en momentos en que el frío y la nieve azotan a la capital Kiev y otras ciudades.

El operador de energía nuclear del Estado ucraniano, Energoatom, dijo que las fuerzas rusas fueron las responsables de los ataques a la central de Zaporiyia, y que el equipo que fue atacado coincide con los intentos del Kremlin “de dañar o destruir tanta infraestructura energética ucraniana como sea posible” a medida que se acerca el invierno.

Los ataques del fin de semana dañaron el sistema que le permitiría a las unidades de energía 5 y 6 de la central empezar a producir nuevamente energía para Ucrania, indicó Energoatom. La Oficina de Inspección Regulatoria Nuclear de Ucrania espera operar las dos unidades a una potencia controlada mínima para obtener vapor, el cual es fundamental en el invierno para garantizar la seguridad de la central y las zonas aledañas, añadió Energoatom.

En tanto, Moscú culpó a las fuerzas ucranianas de los daños registrados. El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, acusó a Ucrania de atacar la central en dos ocasiones el domingo, y señaló que dos proyectiles de artillería impactaron cables que envían electricidad a la planta.

En otros puntos de la región de Zaporiyia, las fuerzas ucranianas atacaron infraestructura civil en aproximadamente una docena de comunidades, destruyendo 30 viviendas, informó la oficina de la presidencia de Ucrania. Además, 20 edificios resultaron dañados por artillería en Nikopol, una ciudad ubicada al otro lado del río frente a la central de Zaporiyia.

En su discurso nocturno, Zelenskyy señaló que las fuerzas ucranianas registraban pequeños avances en la región oriental de Luhansk, y se mantenían firmes en las batallas terrestres en el sur del país.

Se programaron apagones para el domingo por la noche en 15 regiones de Ucrania y en Kiev, dijo Zelenskyy. La proveedora de servicio eléctrico del país indicó que el lunes habría apagones programados en todas las regiones de Ucrania.

“La restauración de las redes y las capacidades de suministro técnico, el retiro de minas en las líneas de transmisión eléctrica, las reparaciones, se trabaja en todo eso las 24 horas del día”, comentó Zelenskyy.

Kupyansk, Chuguiv e Izyum, tres distritos de la región de Járkiv, en el norte del país, también sufrieron ataques de artillería rusa.

La situación en la región de Jersón, en el sur de Ucrania, “sigue siendo complicada”, informó la presidencia, citando a las fuerzas armadas del país. Las fuerzas rusas lanzaron proyectiles, cohetes y artillería contra la ciudad de Jersón y varios asentamientos cercanos que fueron liberados recientemente por las fuerzas ucranianas.

Ataques de artillería impactaron un depósito de petróleo en Jersón el sábado por la noche, lo que provocó un enorme incendio y una gran columna de humo. Las fuerzas rusas también lanzaron ataques contra personas que estaban formadas para obtener pan en Bilozerka, un poblado en la provincia de Jersón, dejando cinco heridos, según informes.

Se enviaron más de 80 toneladas de ayuda humanitaria hacia la ciudad de Jersón, que aún tiene poco suministro de electricidad, calefacción y agua, informó el funcionario local Yaroslav Yanushevych, incluyendo un cargamento de UNICEF con 1.500 vestimentas de invierno para niños, dos generadores de 35-40 kilowatts y agua potable.

El domingo también se llevó a cabo el funeral del segundo de los dos hombres que murieron por la explosión de un misil en Polonia. La otra víctima fue enterrada el sábado. Polonia y el director de la OTAN han dicho que el ataque aparentemente fue intencional, y probablemente fue lanzado por Ucrania en un intento por derribar proyectiles rusos.

[Parte de la información para esta historia provino de The Associated Press, Agence France-Presse y Reuters]

Fuente: voanoticias.com