Sheinbaum, hazmerreír de la política

Sheinbaum, hazmerreír de la política

Ha quedado evidenciado que, en el cada vez más remoto caso de que Claudia Sheinbaum llegara a ganar los comicios federales de 2024, ella no tendría el mando en la política ni en la Administración.

La “corcholata” favorecida seguiría bailando al ritmo que le tocara Andrés Manuel López Obrador, como también quedó claro la madrugada del sábado anterior.

Fue una tarde de perros la que vivieron los “distinguidos” cuatroteros apenas este viernes, misma que culminó hasta la madrugada del día posterior.

Sumadas las raquíticas encuestas encargadas por Morena –cuyos resultados estuvieron listos desde el 30 de octubre--…

… más el dictum del INE para que de las nueve gubernaturas estatales que estarán en juego en 2024 cinco fuesen para mujeres y cuatro para varones…

… dieron como resultado la rebatiña pública por “el hueso” más espectacular y escandalosa de los últimos tiempos.

Y ni Sheinbaum, ni Mario Delgado, ni siquiera AMLO pudieron evitar los enojos, las cuchufletas, las renuncias y hasta las mentadas de madre a las que parece ya no ser alérgico el ocupante –con todo y tropas-- de Palacio Nacional.

Acostumbrados a las imposiciones del aspirante a dictador tabasqueño, cuando, en apariencia, éste les soltó la rienda ¡se desbocaron!

Sheinbaum resultó la más perjudicada de esa tarde noche infernal.

Sí de por sí ella misma ha minimizado y hasta ridiculizado su papel de “corcholata” con sus pésimas imitaciones de lo que dice y como lo dice su “destapador” en las cotidianas matinés…

… si hasta ahora ha exhibido carecer de ideas propias…

… si su propio tono de voz es monótono y cansino…

… si le hacen el vacío en sus eventos, a menos que gobernadores y alcaldes se los llenen con “acarreados”…

… y si, aunque se desgañite y por más esfuerzos que haga, no puede imponerse a los gritos y reclamos de la muchedumbre que le acercan con falsas promesas, chantajes y recursos económicos…

… ya somos muchos quienes observamos que por más publicidad que hayan invertido en ella...

… por más recursos públicos y los que son producto de la corrupción y hasta los aportados por los narcotraficantes…

… ni ella ni su campaña levantan…

… y, lo peor, es que se ha convertido en el hazmerreír de la política…

… no sólo de sus opositores y de la ciudadanía en general…

… incluso dentro del mismo Movimiento de López Obrador.

¡Pobre! ¡Da pena!

¿No cree usted?

 

Morena se desangra

 

La evidencia de la sumisión, debilidad y pobreza política de la “corcholata” Sheinbaum ante López Obrador fue la entronización de Clara Brugada por sobre su propuesta Omar García como aspirante al gobierno de la capital nacional.

Desde que ella lo hizo renunciar a la intendencia policiaca de CDMX para que postulara su ambición a la candidatura cuatrotera se hizo público que en Palacio Nacional no era bien visto por su ocupante.

Y fue el propio AMLO, a través de su vocero Jesús Ramírez, secundado por el sustituto Martí Batres, quienes iniciaron una cruzada para descarrilar no sólo a García, sino a la propia Sheinbaum quien, desde su óptica, aún no ordena en “su” Movimiento, aunque figurativamente tenga en su poder un palo de trapeador al que con coloridos listones y abalorios bautizaron como “bastón de mando”.

García se disciplinó. ¡Al fin que ni quería!

No ha sucedido igual con otros “derrotados”, como el diputado jalisciense Antonio Pérez Garibay –vividor de la fama de su hijo, el piloto de F1 Sergio Checo Pérez-- quien, en entrevista con Carlos Loret para Latinus, agarró sus chivas y se fue gritando:

“No más Claudia Sheinbaum, no más Morena y no más política…”.

Su queja fue por la falta de formas de La Sanguijuela VerdeJorge Emilio González, al anunciar a todos los inscritos en la encuesta para dirimir a quien sería candidato al gobierno de Jalisco que la posición sería para una mujer.

En Puebla, otro caso, la inconformidad del aún diputado Ignacio Nachitito Mier porque fue su primo, el también todavía senador Alejandro Armenta, quien será el candidato a la gubernatura.

Y como ese par de casos varios más se verán a partir de ya.

Morena se desangra.

Los ocho millones de potenciales votos que ahora tiene se hacen menos cada día.

Ya lo verá usted.

 

Indicios

 

De inmediato, López Obrador dio respuesta a la colaboración del escribidor publicada aquí el viernes anterior. Sí, precisamente la que aborda que a causa de su mal gobierno, su terquedad, sus insultos Morena perdió 22 millones de votos desde 2018 a la fecha. Ese mismo día, en un acto en Tecate apostó que “la que me va a relevar” ganará con más de los 31 millones de votos que él obtuvo en la elección de 2018. Ya no son 30, ya son 31 millones de votos dijo el mitómano. Y la cifra me recuerda aquel grito en respuesta a lo orquestado por Joel Ayala desde la FSTSE en la campaña presidencial de Carlos Salinas de Gortari: “¿31 millones de votos? ¡Jajaja! * * * Muy probablemente a los apoyadores del director de la Facultad de Derecho, Raúl Contreras Bustamante, se deba la llegada a la rectoría de la UNAM del economista Leonardo Lomelí. Profesores y alumnos que perseguían apoyar al veracruzano desataron en medios y en redes una guerra sucia poco digna de quienes dicen ser universitarios, lo que inclinó la balanza en favor de la Junta de Gobierno en favor de quien aún es secretario general del rectorado de Enrique Graue. * * * El nuevo rector de la Máxima Casa de Estudios es identificado como “mapache”, esto es, miembro de aquel viejo Movimiento de Acción Popular que, con otras organizaciones de izquierda en las que participaban como líderes Rolando Cordera, José Woldenberg, Raúl Trejo Delarbre, entre muchos otros. Rosario Robles Berlanga, paradójicamente, fue también puente de aquellas organizaciones de académicos y sindicalistas con el movimiento estudiantil al que se conoce por sus siglas como CEU donde destacaba, muy detrás de Imanol Ordorika y de Guadalupe La Pita Carrasco, quien ahora funge como “corcholata” presidencial, Claudia Sheinbaum. * * * Por cierto, no deje de leer la columna del colega y amigo Raúl Rodríguez Cortés, publicada este reciente domingo en El Universal, en la que da a conocer las licencias con goce sueldo que en la UNAM le concedió a Claudia Sheinbaum para que desempeñara cargos en el gabinete de AMLO del 2000 al 2006 y las que también gozó cuando fue delegada en Tlalpan. Se las otorgaron en su momento dos aspirantes frustrados a la rectoría, Sergio Alcocer y Luis Álvarez Icaza Longoria, quienes sabían que “la científica” no tenía derecho a cobrar sin trabajar, la convirtieron en “aviadora” de las nóminas universitarias. Ambos “han coordinado esfuerzos con la doctora Claudia Sheinbaum. El primero, recientemente, con el dictamen que descartó que el accidente en el tramo elevado de la Línea 12 del Metro haya sido consecuencia de falta de mantenimiento; y el segundo al ser designado como responsable de un proyecto de la UNAM con el gobierno capitalino denominado ‘Valoración de la fracción orgánica de residuos sólidos urbanos mediante carbonización hidrotermal’ (en el Bordo Poniente de la ciudad) que de acuerdo con información periodística tuvo una inversión de 300 millones de pesos en una primera fase. El referido convenio fue firmado por Álvarez Icaza Longoria y el coordinador de Investigación Científica, William Lee Alardín, también aspirante a la Rectoría.” * * * Para ser justo debo consignar que no sólo risas, también enojos, provocó Xóchitl Gálvez por lo que Alejandro Alito Moreno generosamente llamó un lapsus mental de quien recién había abanderado como precandidata del PRI. Con candidatas que provocan carcajadas se avizora una campaña presidencial divertida. * * * Y por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

 

indicepolitico.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@IndicePolitico
@pacorodriguez

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos