¿Futuro mejor?

¿Futuro mejor?

 

@iusfilosofo

Los fines de año siempre nos permiten hacer un alto; generar reflexiones en torno a los hechos, actos y omisiones que ocurrieron a lo largo de los doce meses que vivimos con intensidad, pasión, desilusión o hastío, dependiendo del lugar donde nos encontremos.

 

A punto de concluir 2015 bien vale la pena reflexionar en torno a como contribuimos -con acciones u omisiones- en la construcción o destrucción de nuestro entorno. En la mejora de la calidad de vida, nuestra y de quienes nos rodean. En la construcción de una sociedad critica, participativa, y a veces necesariamente mordaz.

 

También, vale decirlo en la supervisión de la calidad de nuestro sistema educativo o en su caso en la formación de “los ciudadanos” desde el aula. Analizar el mandato del señor de Los Pinos, y su séquito de neoliberales. No sea que tengan que agradecerle que las 141 estaciones de televisión analógica se suman al apagón que tendrá lugar el próximo  31 de diciembre y de esta forma podrán usar las televisiones que regalo con cargo al erario público.

Tal Vez no callar que a pesar de que el PAN ya no está en el poder las olas de violencia no acaban en el país y que de acuerdo con el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno, seis de cada 100 mexicanos han decidido dejar su estado natal por razones de inseguridad y violencia, según estimaciones oficiales.

Que decir de los terribles casos de la Guardería ABC, de los asesinados en Tlatlaya, de los desaparecidos de Ayotzinapa, de los periodistas asesinados en el país y especialmente en Veracruz. O que a 18 años de la masacre de Acteal no haya culpables detenidos y por el contrario, sobrevivientes y familiares de víctimas denuncien que el gobierno del señor Peña quiera comprarlos con una “solución amistosa”.

Pero no todo es malo –aja- como omitir que el benevolente gobernador de Querétaro –el panista Francisco Domínguez- rifó dos casas entre reporteros, bajo el argumento de que no gozan del derecho a la vivienda. Con esta acción se pone a mano con la declaración del oriundo de Atlacomulco que ayer firmó que “2015 ha sido un año en el que hemos avanzado y nos estamos preparando para el futuro”.

Quizá el señor Peña no tenga el dato, de que el Estado de México –su estado natal-, Guerrero, Veracruz, Chihuahua y Jalisco, sean los cinco estados que concentran el 35 por ciento de los casos de homicidio en el país, de acuerdo con el informe de víctimas de homicidio, secuestro y extorsión 2015 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y que por esa sencilla razón no haya mucho que alegrarnos. Sumado desde luego a la falta de acceso al empleo digno, derecho a la salud, a la recreación, a la vivienda digna, al medio ambiente sano, entre otras muchas cosas.

Después de lo dicho, tal vez no sepamos si existe un futuro mejor pero como dice Luther King, -desobediente civil por excelencia- "Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol."

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem y felices fiestas nos leemos el próximo año.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.