Beisbolmanía

Beisbolmanía

Se dice aficionado al beisbol y se las ‘pasan de humo’

Al margen de celebrar acciones contra la corrupción y el huachicol, en los primeros dos meses del gobierno de la 4T, aparecen signos ominosos por otros menesteres.

Resulta que como al señor presidente, Andrés Manuel López Obrador, le fascina el beisbol, ahora todos nos tendremos que chutar el deporte de los batazos como asunto oficial.

Esta situación es una de las peores caras de la presidencia imperial: si el Tlatoani usa guayabera, todo mundo usa guayabera, si usa bolígrafo con tinta en tono sepia, habrá que usar el mentado color.

Ya mismo, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se fue a presenciar un partido al puerto de Veracruz y anunció con bombo y platillo, que el equipo ‘El Águila’, regresaría al estadio ‘Beto Ávila’, logro fundamental para salir de la pobreza (de espíritu), suponemos.

El culto a la personalidad, es uno de los aspectos más retrogradas del viejo régimen político mexicano que, en ocasiones, pareciera reverdecer.

Esperemos estar equivocados, de lo contrario, no auguramos un futuro promisorio en temas relativos a la cultura democrática.

Por cierto, si se hiciera un porcentaje de ‘bateo político’, uno que otro gobernador saldría ‘ponchado’, bueno, ya que en esas andamos.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.