No era su meta ser gobernador

No era su meta ser gobernador

Parajoda axiomática: a confesión de parte...¡sálvese quien pueda!

Recuperamos, textualmente, lo dicho por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez en entrevista, durante la celebración de los 50 años de la Escuela de Bachilleres ‘Ricardo Flores Magón’ en Xalapa:

“Ahora soy gobernador de Veracruz eso nunca me lo imaginé ni me lo puse como meta, no se pongan esas metas, no, a lo grande (...) a los grandes pensadores y científicos y jugadores y artistas de nuestro país y de otros lugares”.

Según la ‘traducción’ de la reportera Perla Sandoval, lo que el góber quiso decir a los bachilleres, es que no se propongan ser hombres de poder, sino triunfar en otras disciplinas.

No obstante la aclaración, la primera parte de lo afirmado por Cui, es una confesión que explica lo que ocurre en la entidad: el ingeniero García ha improvisado todo este tiempo, porque nunca estuvo en sus planes dirigir los destinos de Veracruz, o sea, no tiene idea.

La ya de por si trágica declaración entraña, además, una severa contradicción que demuestra falta de ética: si no estaba en su interés ¿para qué aceptó ser candidato?

Si a la suma de 90% de honradez, más 10% de experiencia, le restamos la adición de 50% de improvisación más 50% de desdén...el resultado es apocalíptico.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.