El ‘góber precioso’

El ‘góber precioso’
Con el poder superan la pobreza, no los complejos

El poblano Mario Marín Torres, es el típico caso del priista que sin pertenecer a la ‘familia revolucionaria’, con base en el trabajo tenaz y ‘entrándole a todo’, logró escalar hasta ser gobernador de su entidad, antes fue alcalde, diputado, funcionario, etc.

Este tipo de integrantes del tricolor, suelen ser de origen humilde y previo a encumbrarse, fueron víctimas de humillaciones por parte de los poderosos para calar su ‘lealtad’.

Sin embargo, cuando ya están en ‘la plenitud del pinche poder’, buscan afanosamente ser aceptados por los mismos que antes les pateaban el trasero, quieren sepultar su pasado y la única forma que encuentran es el enriquecimiento ilícito y tener ‘reconocimiento’ social.

Además de lo anterior, se rodean de novias y novios (de acuerdo con sus preferencias), para ser la envidia de otros. Sexo, dinero y todo tipo de excesos, es el mecanismo con el que buscan exorcizar sus traumas infantiles. Desean, a cualquier precio, abdicar de su origen.

Pero algunos, no conformes con todo lo anterior, pretenden refrendar su condición de ‘machines alfa’, abusando de los más débiles entre los débiles: los niños, para ello, tejen inconfesables relaciones de complicidad con otros depredadores de su calaña.

Por ello, cuando sus desenfrenos son evidenciados, pierden el control y transgreden lo necesario para acallar a su acusador, porque hay que decirlo, estos funestos personajes, se presentan como seres ejemplares, compran indulgencias y se dan golpes de pecho.

La historia ya condenó al ‘góber precioso’, esperemos que la justicia se lo haga saber.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos