Yunes Márquez, el único firme en Veracruz

Yunes Márquez, el único firme en Veracruz

El 2018 no será “la madre de todas las batallas”. En realidad, la verdadera MADRE DE TODAS LAS BATALLAS se dará en el 2024. En el 2018 las urnas de Veracruz serán una batahola electoral en las que elegiremos Presidente de la República, Gobernador, Senadores, Diputados Federales y Diputados Locales. Sin embargo, el 2024 será todavía más completo porque además de lo anterior, también se ele-girán alcaldes.

Antes de que termine la presente legislatura, me confirman altas fuentes legislati-vas, se presentará ante el Congreso del Estado la iniciativa para la modificación de los periodos en los ayuntamientos y volveremos a los originales 3 años. Eso su-pone no solo una votación más, sino también que tendremos procesos de reelec-ción en los diputados locales y los alcaldes.

Sin embargo, en el 2018 tendremos mucho material político para el show mágico electoral, y desde hoy esa lucha ya empezó.

En el PAN ya hay tamal, perdón, acuerdo. Los azules están más que definidos y no hay más que Miguel Ángel Yunes Márquez para la candidatura, ningún otro de los fuertes del panismo tiene tanto capital político traducido en votos. El Corredor Azul de Veracruz-Medellín-Boca es la mejor carta de presentación del hijo del Goberna-dor (bueno, ser su hijo también es carta de presentación, pero no nos desviemos). En Veracruz Puerto la alianza PAN-PRD obtuvo 103,618 votos; en Boca del Río 41,469; y en Medellín de Bravo 7,871… poco más de 150 mil votos que blindan a Yunes Márquez contra cualquier intento de sublevación.

Por otra parte, en las otras dos posiciones importantes en juego también hay clari-dad. El candidato a Senador será Julen Rementería del Puerto, y solo estaría pen-diente saber si el PAN irá en alianza nuevamente con el PRD, en cuyo caso, por equidad de género, la candidatura recaería en una mujer y lo más seguro es que la candidata sea emanada del PRD local, donde la mejor posicionada es la diputada local Yazmín de los Ángeles Copete Zapot.

En el PRI-Verde les encanta hacerla de emoción, si no viven al límite no son feli-ces. Le adelanto también que Pepe y Héctor tienen planeado comenzar en los pró-ximos días una gira por todo el Estado de Veracruz para recoger las ruinas, cof cof, quiero decir, para reorganizar las fuerzas tricolores. Irán juntos, caminarán juntos y dirigirán mensajes juntos, y todo en el ánimo de mostrar esa legendaria unidad priista que defienden siempre a ultranza.

Si Diego Verdaguer fuera priista preguntaría “¿Quién de los dos será?”, pero toda-vía ni ellos lo saben. Los dos siguen trenzados, y seguramente no habrá definición antes de que la Federación escoja al candidato presidencial.

Para las posiciones de candidato a Senador también hay varios. A Juan Carlos Molina Palacios se le prometió la candidatura a cambio del apoyo total en el 2016, pero como el propio Héctor dijo que las circunstancias cambian, a ver quién le cumple la promesa a Juan Carlos. Y más ahora que ya entró al juego Juan Manuel Diez Francos, alcalde de Orizaba; o hasta el propio Renato Alarcón que aunque no tuvo buenos resultados reza para que su ex jefe, José Reyes Baeza Terrazas, ac-tual Director del ISSSTE, llegue al PRI y le haga el milagro. Mientras tanto, en la candidatura para las mujeres hay una carrera parejera entre las delegadas Anilú

Ingram y Elízabeth Morales. Las dos se reúnen con la prensa, las dos tratan de ser eficientes y las dos trabajan como hormiguitas, y por supuesto, las dos niegan cualquier aspiración.

Y por último MORENA. Este viernes le pregunté a Cuitláhuac García si lo veríamos otra vez como candidato a Gobernador y solo me sonrió. Bien críptico, ¿No cree?

Como diría Fox “hoy, hoy, hoy”, el Consejo General de Morena solo autorizó la alianza en el 2018 con el PT, con lo que se desvanece la opción de que Movi-miento Ciudadano se sume y que Dante Delgado encabece la coalición. Por tanto, solo quedan dos cartas fuertes, el sonriente Cuitláhuac y Rocío Nahle. Los dos se-rán candidatos, uno o una Senador y otro a Gobernador, y solo faltaría definir la otra candidatura disponible a la Senaduría que, si no se viera mal ser tan chapulín, podrían pensar en Hipólito Rodríguez o en alguna de las dos diputadas locales por Xalapa.

La pelea ya comenzó y pronto escucharemos ¡Cieeeeeerren las puertas señores!

@atticuss1910

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.