Sucias y ridículas campañas

Sucias y ridículas campañas


En campañas políticas no hay nada nuevo bajo el sol. Todo está escrito, los que deseen ganar una elección sólo deben seguir un manual, apegarse y esperar a no cometer ningún error. Por supuesto la personalidad del candidato es un factor importante, pero en caso de ser adverso este factor, se puede superar. Incluso si el candidato tiene un pasado muy negro hay estrategias para convertir al más oscuro cuervo en una blanca paloma. Sólo cuando el candidato es realmente malo, digamos un Reynaldo Escobar, sólo entonces, por más que se haga, por más que se regalen cosas, por más que se compren votos, por más que se paguen columnistas, la elección se perderá.

 

En estos quince días de campañas nos hemos dado cuenta que el proceso electoral siguen su curso normal, es decir, los equipos de campaña se tiran lodo de un lado a otro tratando de manchar el prestigio, si es que lo hay, del otro candidato. Ya el Instituto Nacional Electoral ha retirado de los medios varios spots en donde los candidatos hablan de la corrupción y el despilfarro de sus adversarios.

Primero los del PAN señalando los 200 invitados que el presidente Peña Nieto llevó a Londres a su visita oficial. Hasta se valieron de símiles obscenos como eso de que “una patada en el bolsillo es peor que una patada en los huevos”. Una vez retirado ese spot el PRI reviró de la misma manera hablando de la doble moral de los panistas quienes, según los priistas, gustan de la pornografía infantil o de hacer fiestas orgiásticas en donde contratan a sexoservidoras. Hasta en eso se mordió la lengua el PRI, quien defendió a capa y espada al ex líder del PRI capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien no era el que contrataba, sino el que controlaba a un grupo de edecanes a las que obligaba a tener sexo con él.

Los políticos mexicanos no pueden negar su calidad de merdosos, su afán es la corrupción y buscan siempre lograr sus objetivos al “haiga sido como haiga sido”; los ciudadanos es lo que menos les importa. Por ello no podemos menos que calificar de ridículos y alejados de la realidad esos promocionales en donde los candidatos del PRI, bañaditos y perfumaditos, se ponen a pensar en el futuro de los veracruzanos. Ya lo sentenciaban los evangelios: “Hipócritas, porque limpian el exterior de la copa pero por dentro están llenos de inmundicia”.

Pero no sólo ellos son los ridículos. Por las redes sociales circulan los videos de muchos candidatos a los que ya les salió lo bailador. “Ahora es cuando chile verde le has de dar sabor al caldo”. Por supuesto, mientras esos candidatos eran funcionarios públicos eran inaccesibles, arrogantes; montados en su pedestal no permitían que la “chusma” se les acercara. Ahora que andan mendigando el voto salen a las calles a bailar con todo mundo y se graban y componen canciones y se pasan por el arco del triunfo la ley de derechos de autor.

Cualquiera pudiera pensar que esa estrategia ridícula no rendirá frutos, sin embargo con el tiempo los partidos políticos han ido moldeando a los electores hasta hacerlos muy a su modo. Los candidatos se arriesgan a hacer el ridículo porque saben que con ello dejan inscrito en el imaginario colectivo su nombre. La gente los reconoce por las ridiculeces que hacen. Por ejemplo el candidato a diputado federal del PAN por el Primer Distrito de Guanajuato, Diego Leyva Merino, ya es conocido en todo el país como el candidato de las botas picudas. Y la gente pasará por alto su aspecto de narco, de corrupto, porque en su mente sólo está la imagen de un tipo ridículo que salió a bailar con una botas picudas; y por ese van a votar.

Lo mismo será para Tarek Abdalá. La gente se olvidará del funcionario público que administró las raterías y los desfalcos del gobierno de Javier Duarte, ahora será “el candidato jirafón” que con su baile haría llorar al propio Pharrel Williams, autor de la canción que hacen pedazos en ese spot.

Y así, como ya vieron que funciona, los equipos de campaña serán cada vez más atrevidos y echarán a las redes sociales las imágenes y los videos de los candidatos comportándose como bufones para el pueblo.

Pero una vez que el bufón se suba al trono cobrará cara la osadía de permitirnos verlo en grotescas fachas. Entonces se encerrará en su indiferencia y sólo cuando nos permita verlo nos arrojará desde su boca el estiércol de su desprecio.


POSTDATA 1: ¿QUIÉN ES CUITLÁHUAC GARCÍA?

En la semana tuve una plática de amigos con Cuitláhuac García. A él lo conozco de hace muchos años siempre militando en la izquierda. Tuvo la prudencia de mantenerse ajeno al cochinero que armaron los perredistas Franco Castán y Sergio Rodríguez. Salió de las filas del corrompido PRD rojo y se afilió a MORENA, pues siempre ha apoyado a Andrés Manuel López Obrador. Ingeniero, con estudios de posgrado en Europa, Cuitláhuac García es ahora el candidato de MORENA a la diputación de Xalapa urbano. Un candidato joven, honesto, tal vez demasiado honesto para este tipo de contiendas, pero es el tipo de candidato que me gustaría llegara a San Lázaro porque sé que su afán sería conseguir beneficios para su distrito.


POSTDATA 2: EN CMAS SIGUEN LOS MALOS TRATOS A LOS TRABAJADORES


En la semana publiqué en esta columna una carta que me hicieran llegar los trabajadores de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento en donde se acusaba a la gerente de Recursos Humanos, Diana Rosalía Moncayo Villanueva, quien trata de manera grosera y prepotente a los trabajadores. Pues nuevamente las quejas llegan. En esta quincena, de manera discrecional, a algunos trabajadores de CMAS la señora sólo les pagó media quincena; cuando le preguntaron no dio más explicaciones, como tampoco da explicaciones de por qué ella anda con chofer sino su puesto no se lo permite. Claro, cuando uno pide al alcalde Américo Zúñiga que arregle estas situaciones, el alcalde muy quitado de la pena siempre dice: “Haz de cuenta que ya está arreglado”. Pero el caso es que no se arregla nada.

Armando Ortiz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.