China modifica sus restricciones contra el #COVID19 tras ola de protestas

China modifica sus restricciones contra el #COVID19 tras ola de protestas

Entre los cambios está permitir la cuarentena en casa y eliminar el requisito de presentar una prueba negativa en algunos lugares públicos

CHINA.- En China, la autoridades anunciaron un relajamiento general de su estricta política conocida como ‘Covid cero’. Entre los cambios está permitir la cuarentena en casa y eliminar el requisito de presentar una prueba negativa sobre el virus en algunos lugares públicos. Se trata de un cambio dramático en la estrategia que generó una avalancha de protestas sin precedentes que incluyó llamados a la renuncia del presidente Xi Jinping.

Por su parte, Wu Zunyou, epidemiólogo jefe de los Centros para el Control de Enfermedades de China, mencionó que esta medida aplica para pacientes asintomáticos y con cuadros leves de la enfermedad y las personas con casos leves pueden recuperarse por sí mismas sin atención médica especial.

También, el Gobierno elimina la exigencia de presentar los resultados de una prueba negativa de Covid-19 para acceder a algunos lugares públicos. A excepción de sitios sensibles frente al virus como hospitales, residencias de ancianos y escuelas, no será necesario mostrar una prueba de PCR, un requisito que ha estado vigente en los últimos meses tras el rebrote de la enfermedad.

Mientras tanto, las personas que viajan entre provincias también estarán exentas de presentar una prueba PCR negativa y no tendrán que realizar un test al llegar, de acuerdo con las nuevas reglas.

El epidemiólogo también señaló que se acelerará la campaña de vacunación para las personas mayores. Según datos oficiales, en la nación hay cerca de 85 millones de personas mayores de 60 años que no han recibido la tercera dosis de refuerzo de los antídotos. Y solo el 65,8% de los mayores de 80 años cuenta con la pauta completa de la inoculación.

Otro de los grandes y principales cambios es el hecho de que ya no se bloquearán por completo los complejos residenciales. Entre los mayores extremos que venían siendo aplicados por las autoridades, los habitantes de algunas áreas eran encerrados por un puñado de casos y esas zonas han sido demarcadas como lugares de alto riesgo.

Mientras tanto, China ha sufrido en los últimos meses oleadas de rebrotes atribuidas a la variante Ómicron que han provocado cifras récord de contagios no vistas desde el inicio de la pandemia en la primera mitad de 2020.

Y es el principal país que aún intenta acabar con la transmisión del virus, mientras que muchas otras naciones intentan convivir con el virus. A medida que levantan las restricciones, los funcionarios chinos también han pasado a hablar sobre el Covid-19 como una enfermedad menos amenazante, un posible esfuerzo para preparar a las personas para un cambio de percepción frente a la situación sanitaria.