Familia de Rubén Espinosa teme que el Gobierno de la CDMX de “carpetazo” al caso

Familia de Rubén Espinosa teme que el Gobierno de la CDMX de “carpetazo” al caso
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo (Al Momento Noticias).- La familia del fotoreportero Rubén Espinosa, asesinado junto a cuatro mujeres en julio de 2015 en la Ciudad de México, teme que el caso se cierre y exige nuevas líneas de investigación, aseguró el abogado Leopoldo Maldonado.

Foto: SinEmbargo

El representante legal de la familia y miembro de la ONG Artículo 19 indicó que este temor es por la falta de voluntad política y una investigación que, aunque ha desechado buscar el móvil del crimen, tiene a tres presuntos culpables ante al juez.

Afirmó que el Gobierno capitalino busca dar carpetazo al caso. “Nos queda muy claro que estos señores [los imputados] van a ser condenados y eso será usado políticamente. Pero eso es un engaño”, comentó.

El caso se saldó con la detención de Daniel Pacheco, Omar Martínez Zendejas y el expolicía capitalino Abraham Torres Tranquilino, pendientes de sentencia en procesos por homicidio, feminicidio y robo agravado. No obstante, una parte de la investigación sigue abierta y los representantes de las familias están pendientes de un amparo que les permita acceder a ciertas diligencias del caso.

De ganarlo, explicó el defensor, buscarán “esclarecer las dudas bastante razonables” del expediente y que arrojan datos tan inquietantes como la posibilidad de más implicados en el homicidio, así como determinar el autor intelectual del crimen.

“No puede ser un crimen fortuito. Nos queda claro que es un crimen ordenado”, aseguró Maldonado, tras señalar que hay indicios que llevan hacia esa dirección, como el registro de llamadas de Torres Tranquilino, el cual contó con “muchísima actividad previa, durante y posterior” al homicidio, aunque la Fiscalía capitalina “no lo ha querido investigar”.

También se hallaron incongruencias en los “perfiles genéticos” encontrados en objetos como un pelapapas y cables telefónicos, usados para torturar y matar a Espinosa, la activista Nadia Vera, la maquilladora Yesenia Quiroz, la colombiana Mile Virginia Martín y la empleada doméstica Alejandra Navarrete, los cuales arrojaron grupos genéticos masculinos que no coinciden ni con los tres imputados ni con Espinosa, explicó.

El letrado sostiene que el asesinato tuvo que ver con la profesión de Espinosa y Vera, pues ambos salieron meses antes de su muerte del estado de Veracruz tras sufrir amenazas y hostigamientos.

Pero esta línea de investigación fue desestimada luego de que se deslindara del caso Javier Duarte, gobernador de Veracruz, una de las regiones más mortíferas para los comunicadores en este país, que acumula un centenar de periodistas muertos desde el 2000.

Ello no fue más que “un golpe mediático” para “acallar voces”, aseveró Maldonado.

El defensor, entrevistado por la agencia EFE, indicó que la investigación se sigue enfocando en Martín, la víctima colombiana, foco de especulaciones y juicios jamás corroborados. Se presumió que era prostituta, que traficaba con drogas e incluso que fue el gancho para que Espinosa acudiera al departamento.

“La han querido imputar, estigmatizar, criminalizar y justificar el crimen con base en ella, sin sustento”, sostuvo.

Según Maldonado, para el Gobierno capitalino supondría un duro golpe validar la hipótesis del narcotráfico, pues siempre ha negado la presencia del crimen organizado en la ciudad. Sin embargo, de concluir que fue un crimen contra la libertad de expresión, el “impacto político” en Veracruz sería todavía mayor y puede revelar un encubrimiento en el seno del Ejecutivo capitalino.

Maldonado señaló que los tres imputados han alegado torturas y se retractaron de sus declaraciones en diciembre ante el juez.

“Este momento es muy importante”, dijo Maldonado, que espera poder coadyuvar en la elección de un tercer perito.

Se espera el veredicto del juez para el último trimestre del año, mientras la familia sigue luchando por la verdad en un país donde el 98 por ciento de los delitos no llega a tener sentencia condenatoria.

“Es un viacrucis para la familia, que tiene todo el foco de los medios, intereses políticos detrás y se han topado con el muro de la fiscalía. Y eso genera revictimización, dolor y ansiedad”, añadió Maldonado.

AMN.MX/dsc