Jorge Winckler se dice inocente y perseguido político

Jorge Winckler se dice inocente y perseguido político
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En una carta que hizo circular por las redes sociales, el ex fiscal Jorge Winckler Ortiz afirma no haber cometido ningún delito y acusa una especie de vendetta política en su contra y de algunos de sus ex colaboradores, aquí les dejamos la misiva:

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

“El pasado sábado 21 de septiembre, fue filtrado a medios de comunicación la supuesta existencia de una orden de aprehensión librada en mi contra, así como de otros cuatro servidores públicos de la Fiscalía General del Estado, por hechos denunciados por un ex trabajador de la Institución, quien fuera el Jefe de Ayudantes del Fiscal General de Javier Duarte, Luis Ángel Bravo Contreras.
Al respecto, quiero ser enfático: jamás he cometido delito alguno. Los hechos que pretenden imputarme jamás existieron. Lo anterior, se ha demostrado ante la autoridad federal, quien al momento de resolver el Juicio de Amparo 421/2018, así como el Amparo en Revisión 299/2018, determinaron que NO EXISTIÓ DESAPARICIÓN FORZADA, NI PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD, NI INCOMUNICACIÓN NI TORTURA en contra de quien denuncia. Ambas resoluciones son claras y se encuentran disponibles en versión pública para quien quiera consultarlas. En ellas, se hace mención a un elemento probatorio contundente: La noche en que supuestamente se encontraba “secuestrado” el denunciante, un Actuario Federal logró certificar en un documento que incluso tiene la firma de la supuesta víctima, que NO SE ENCONTRABA DETENIDO, NI PRIVADO DE SU LIBERTAD, Y QUE SEÑALÓ NO HABER SIDO OBJETO DE TORTURA NI MALTRATO. Dicho documental tiene valor probatorio pleno, ya que el Actuario Federal cuenta con Fe Pública.
Aunado a lo anterior, existe firme un NO EJERCICIO DE LA ACCIÓN PENAL CON RELACIÓN A LOS HECHOS, que torna ilegal la pretensión de pretender imputarme con relación a los mismos hechos en una Carpeta de Investigación diversa, de conformidad con lo establecido por el artículo 255 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Sin embargo, aparentemente el Ministerio Público, violando absolutamente su deber de lealtad, no incorporó estos elementos probatorios a esta reiterada Carpeta de Investigación por los mismos hechos, con la exclusiva finalidad de obtener un mandamiento de captura en mi contra.

El pasado 03 de septiembre, fui ilegal y arbitrariamente separado temporalmente del cargo de Fiscal General del Estado por la Comisión Permanente del Congreso (que carece de facultades para suspender, separar o remover del cargo al Fiscal General).

Ese mismo día, más de mil elementos policiacos sitiaron las oficinas de la Fiscalía General. Ahora, pretender legitimar ese golpe a la Constitución y a la Autonomía del Ministerio Público, fabricándome una Carpeta de Investigación por un delito gravísimo, que he combatido como nunca antes en la historia de Veracruz.

Desgraciadamente, pareciera que no importa la verdad con tal de seguir con esta persecución política. Que no importa aliarse con los intereses de Javier Duarte, quien, por cierto, celebró vía Twitter que se esté persiguiendo a quien terminó con su impunidad y la de sus colaboradores, responsables del mayor saqueo en la historia del país y quienes además instrumentaron una política sistemática de violación a derechos fundamentales.

Sin embargo, como hombre de leyes, confío en las Instituciones y la Justicia. Estoy convencido de que la verdad terminará por imponerse, y que las endebles acusaciones en mi contra serán exhibidas en su falsedad.

H. Veracruz, Ver; a los 23 días del mes de septiembre del año 2019.

Firma; Lic. Jorge Winckler Ortiz”,