UN MORMÓN EN AVANDARO

UN MORMÓN EN AVANDARO
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
***50 años después narra su experiencia

Eran los setentas, en el mundo soplaban vientos de libertad: ¡Amor y paz! ¡Haz el amor no la guerra! No a la guerra de Vietnam! ¡Alto a la represión! ¡Legalicen la marihuana! ¡Que viva el rocanrol! coreaba festiva la juventud mexicana que venía de vivir un 2 de octubre del año del 68 y un jueves de Corpus en 1971.

50 años después, un tuxpeño internado en el Instituto Cultural Benemérito de las Américas, en el oriente del entonces Distrito Federal , por cierto de corte religioso, DusTani "N" recuerda el Festival de Rock y Ruedas, celebrado los días 11 y doce de septiembre de 1971, al que asistió en una boscosa zona del Valle del Bravo en el Estado de México, a 150 kilómetros de la sede de los tres poderes de la Unión: Avandaro.

"No era rocanrolero, más bien venía de la balada, el a go gó y del yeah yeah, tampoco tenía preocupaciones sociales -evoca a la distancia- eso sí -puntualiza- era amor y paz y me gusta.. -actualiza- la marijuana.

Luis Macedo de la Concha, acaso desconocido para muchos pero hermano de una bailarina a Go gó: Julissa, fue quien lo concibió, pensando en una asistencia de diez o 20 mil almas, fueron al menos 200 mil palomas que enviaron un mensaje de cara al siglo XXI.

Tano, acepta que lo llame y registre con ese apelativo, insiste que los Gugs gugs y otros grupos sólo era para "destramparse".

Por su parte Luis Macedo da luz: "Lo hicimos entonces porque éramos muy aventureros...pero creo que el gobierno se asustó...hay revoluciones que se llevan empuñando un fusil...otros las palabras y las ideas, Avandaro fue la chica de las tetas y el cambio que hoy se refleja. Si a la marihuana

.. mmm o al conflicto.