¿Cómo trato la prensa de la #CDMX a Javier Duarte?

¿Cómo trato la prensa de la #CDMX a Javier Duarte?
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Hoy viernes hubo reacciones al trato gélido que el presidente Peña Nieto dio al gobernador de Veracruz Javier Duarte, durante la visita que hizo a la entidad ayer jueves, no le fue nada bien, de la prensa local, salvo uno que otro texto servidor, se lo acabaron.

 

Pero chequen estos botones de muestra:

Confidencial de El Financiero

Frío EPN con Duarte. Aunque ayer el meteorológico informó que en el puerto de Veracruz hubo una temperatura máxima de 30 grados, el gober Javier Duarte la ha de haber sentido gélida. Durante la graduación de la Generación 2011-2016 de la Heroica Escuela Naval Militar, lo mantuvieron lejano del presidente Peña Nieto. En esta ocasión, a diferencia de otras visitas presidenciales, el mandatario estatal, quien ha estado en el ojo del huracán por acusaciones de corrupción, no sólo se ubicó a tres lugares a la izquierda del primer mandatario, sino que incluso hizo mutis durante todo el evento.

Rozones del diario La Razón

A Duarte, mejor de lejos. Así que en la gira del Presidente Enrique Peña, ayer en el municipio Antón Lizardo, en Veracruz, aplicaron aquello de “juntos pero no revueltos” al gobernador de la entidad, Javier Duarte. El cuestionado mandatario fue sentado a cinco lugares de distancia del Presidente y en las fotos oficiales ni siquiera pintó. Por lo visto, no lo quieren cerca

Katia D’Artigues en su columna Campos Elíseos

En ese mismo mood está Javier Duarte, todavía gobernador de Veracruz por varios largos meses (la deja a finales de noviembre). Él, en un ejercicio de autocrítica (o locura), asegura que ha "hecho un gran trabajo" al frente de esa gubernatura. Claro, muestra de ello fueron los resultados del pasado 5 de junio, cuando el PRI perdió ese estado y lo ganó la oposición con Miguel Ángel Yunes (a quien llama hampón, gángster, mentiroso, delincuente):

—No soy responsable del resultado electoral porque mi función como gobernador no es ganar elecciones, pero políticamente sí tengo que asumir parte de (la) responsabilidad que me corresponde como gobernador priista.

Que tiene las manos limpias y no irá a la cárcel debido a las acusaciones en su contra por presuntos actos de corrupción.

Se defiende y dice no tener propiedades en el extranjero, "prestanombres" y tampoco hace lavado de dinero. Duarte también aclara que no tiene presas ni ranchos (¿lo leyó Guillermo Padrés?).

—Tengo lo que he venido trabajando y ganado con mi salario.

Para todos los que creen que hay una mala relación entre el presidente Peña Nieto y Duarte, el mandatario estatal califica esta como "extraordinaria".

Qué bueno que Duarte dice que tiene una extraordinaria relación con Peña Nieto. Tanto que ayer que el presidente acudió a Veracruz a la ceremonia de graduación de la generación 2011-2016 de la Heroica Escuela Naval Militar, el gobernador no acudió a recibirlo al aeropuerto y lo sentaron a tres lugares de distancia. En años anteriores ocupaba el segundo sitio, apenas después del secretario de Marina, e incluso podían hablar codo a codo.