Karime Macías del “merezco abundancia” a la extradición

Karime Macías del “merezco abundancia” a la extradición
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

CIUDAD DE NÉXICO.- El pasado 5 de abril el Departamento de Estado de Gran Bretaña ordenó la extradición de Karime Macías, exesposa de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, la exprimera dama de Veracruz habría desviado 112 millones de pesos cuando fue presidenta del Desarrollo Integral para la Familia (DIF) estatal.

Ahora Karime Macías, exesposa de Javier Duarte, impugna sentencia que le negó amparo contra captura, una vez que un Tribunal Colegiado en Materia Penal admitió el recurso de revisión que Karime Macías Tubilla, exesposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, tramitó luego de que le negaron el amparo con el que buscaba revocar la orden de aprehensión vigente en su contra por el delito de fraude específico por 112 millones de pesos, cuando estuvo al frente del DIF estatal.

“El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Séptimo Circuito, con sede en Boca del Río, Veracruz… admitió el recurso de revisión interpuesto por el autorizado de la parte quejosa contra la sentencia…”.

Karime Macías ha sido un personaje polémico pues llegó a vivir en una zona exclusiva de Inglaterra, a unas cuantas cuadras del Palacio de Buckingham. Sin embargo, una de las anécdotas por las que es recordada, es por su famosa frase “sí merezco abundancia” que escribió en una libreta durante el gobierno de Javier Duarte en Veracruz.

Fue en 2016, cuando la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) descubrieron una bodega, propiedad de Javier Duarte y su entonces esposa Karime Macías, luego de haber recibido una llamada anónima que denunció la presunta privación ilegal de una persona.

La bodega, ubicada en el municipio de Córdoba, almacenaba una gran cantidad de artículos como obras de arte e incluso una silla de montar con las iniciales del exgobernador bordadas. Además, también había despensas, apoyos escolares y objetos propiedad del gobierno de Veracruz.

Los bienes incautados al exgobernador de Veracruz fueron:

Rancho “Las Mesas”. Ubicado en Valle de Bravo. Cuenta con caballerizas y suites de lujo, con un valor estimado en 200 millones de pesos.

Cinco casas ubicadas en Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc y Coyoacán, CDMX.

112 cuentas bancarias. Ligadas a una red de amigos, familiares y exservidores públicos, todos implicados en el desvío de recursos.

Colección de arte. 17 obras de arte entre las cuales se encuentran trabajos de Fernando Botero, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo.

Rancho “El Faunito”. 60 mil metros cuadrados de propiedad en donde se encuentra un río caudaloso, 15 habitaciones, cancha de fútbol, cancha de tenis, jacuzzi, tirolesa, capilla y una cava de 300 vinos.

23 millones de pesos en efectivo. Fueron localizados dentro de un inmueble de la propiedad de Duarte. El dinero estaba guardado en cajas de cartón.

422 millones recuperados en efectivo. Esto resultado de los presuntos desvíos.

Helicóptero y avión. Aeronave Little Jet 45 con valor aproximado de 50 millones de pesos y un helicóptero con valor de 15 millones.

30 casas en Miami. Adquiridas mediante empresas fantasmas y prestanombres.

Lancha italiana modelo Aquariva Super. Valor estimado de 790 mil dólares.

Regalos para Karime. Dos departamentos ubicados en el conjunto habitacional Finesterre de Ixtapa-Zihuatanejo, cada uno tiene un precio aproximado de 1.5 millones de dólares y algunas joyas como, aretes de 40 mil dólares y un anillo de 185 mil dólares.

Lo que más llamó la atención de las autoridades, fue que encontraron unas libretas que eran utilizadas por la exprimera dama de Veracruz como diarios personales. En las libretas, Karime Macías escribió con su puño y letra todo acerca de sus cuentas bancarias, propiedades en México y en el extranjero y algunas de sus relaciones con familiares, funcionarios públicos.

Por si fuera poco, en una de las páginas la exprimera dama de Veracruz escribió en una página completa el decreto “sí merezco abundancia”, la cual se hizo viral en los medios de comunicación.

Karime Macías también es recordada por realizar comprar millonarias, algunas de las cuales fueron pagadas con la tarjeta de uno de los prestanombres de Duarte, Moisés Mansur Cysneiros.

Karime Macías llegó a gastar hasta 80 mil 978 mil dólares en tiendas como Bergdorf Goodman y Neiman Marcus, almacenes exclusivos ubicados en Nueva York. Macías tenía un gasto promedio mensual de 675 mil pesos.

En otra libreta, Macías organizó su tiempo y tareas como esposa y primera dama; para ello, enlistó algunas de las aptitudes para desempeñar cada papel y lo que debería de hacer: estar linda, estar informada y realizar comidas en casa.

Además, en otra libreta aparece una presunta narración de Karime Macías sobre lo ocurrido en 2012, cuando descubrieron 25 millones de pesos en efectivo en un avión del gobierno del estado de Veracruz.

Karime Macías, ahora exesposa de Duart, está en espera de su extradición a México ya que se le relaciona con fraudes cometidos en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), pero que ella rechaza la acusación.

La exprimera dama de Veracruz ahora se encuentra viviendo en Londres, sin embargo, sus cuentas fueron bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiara (UIF). Esto después de que la dependencia documentó la relación que tuvo Karime con la red de empresas fantasmas que Duarte operó en Veracruz para el desvío de dinero.

En el 2019, la exdirectora del DIF de Veracruz, solicitó asilo político a Reino Unido pero tiene una orden de extradición remitida a través de la Interpol.

Aunque de enero a la fecha, Macías ha presentado amparos para evitar ser extraditada a México, ya que argumenta que el delito de fraude del que se le acusa, ya prescribió. A la exesposa del exgobernador se le acusa del delito de fraude, por el presunto desvío de 112 millones de pesos del DIF estatal. En caso de ser encontrada culpable podría pasar hasta 12 años en prisión.

Javier Duarte y Karime Macías estuvieron casados desde 2010 a 2016. Estuvo al frente del gobierno de Veracruz, ambos fueron señalados por presunto enriquecimiento ilícito.

El exgobernador de Veracruz fue detenido en Guatemala, el 15 de abril del 2017, trasladado e ingresado al cuartel militar Matamoros, la cual es prisión para reos de alto impacto.

Duarte era buscado por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Su detención fue gracias al apoyo de la Oficina Central de Interpol en Guatemala, en conjunto con la Policía Nacional Civil. Fue aprendido después de bajar a la recepción del hotel ubicado en Panajachel, Guatemala, para quejarse sobre problemas de comunicación en su habitación. Había pagado en efectivo y se identificó con un nombre falso, pero fue identificado gracias a sus huellas dactilares.

Aunque el exgobernador se encontraba en compañía de su esposa, esta no había sido detenida ya que no había una orden de aprehensión en su contra.

Después de su detención, llevó 3 meses el proceso de extradición, ya que el 17 de julio del mismo año, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Procuraduría General de la República concluyeron el procedimiento de extradición internacional de Javier Duarte, quien se enfrentó a distintos procesos penales por delitos cometidos en el ejercicio público cuando se desempeñó como Gobernador del Estado de Veracruz.

Fue internado en el Reclusorio Norte y aunque se defendió de las acusaciones, en una audiencia intermedia realizada el 26 de septiembre del 2018, el exgobernador decidió renunciar a su derecho a ir a un juicio y se declaró culpable de los cargos.

El juez federal, Jorge Antonio Medina Gaona, le otorgó una suspensión provisional que impide se ejecute una orden de aprehensión en su contra, a menos que se le busque por delitos que ameriten prisión preventiva oficiosa.

Duarte logró un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) la cual cerró la investigación por presuntas irregularidades y actos de corrupción, así que obtuvo una sentencia de nueve años de prisión. Cuando cumplió la mitad de la sentencia, según la ley, se le abrió la puerta para acceder al beneficio de libertad condicional.
AM.MX/fm