Gómez Cazarín presente en el plantón frente a la SCJN en #CDMX

Gómez Cazarín presente en el plantón frente a la SCJN en #CDMX
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Como lo señalamos en comentario anterior, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, está comprometido políticamente con el quehacer del gobernador Cuitláhuac García, por ello, acudió a la CDMX s manifestarse contra el actuar de los ministros de la SCJN.

 

Aquí les dejamos el texto que publicó en su muro de Facebook

 

Porque si las ministras y los ministros no hablan con la gente de a pie, nosotros sí venimos a decirles lo que pensamos.

Empezando por eso: que el pueblo sí piensa y que no es la manada de semovientes incapaces de razonar como las ministras y ministros suponen.

El pueblo sí se da cuenta de lo que están haciendo y sí registra con nitidez su traición.

La traición de Luis María Aguilar Morales.

Juan Luis González Alcántara Carrancá.

Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Javier Laynez Potisek.

Loretta Ortiz Ahlf.

Jorge Mario Pardo Rebolledo.

Alberto Pérez Dayán.

Y de Norma Lucía Piña Hernández.

¡Traición!

Una palabra muy fuerte en la historia de los procesos políticos, pero que describe a la perfección su conducta.

¡Traición al pueblo!

…porque al ser uno de los tres Poderes de la República, también el Judicial se debe a la gente.

Venimos a decirles que se están equivocando.

Que están leyendo mal, terriblemente mal, este momento histórico de México.

Venimos a decirles que han desertado de su misión de defender a la Constitución y, con ello, renuncian a su deber republicano.

Esa era su encomienda: asegurarse de que la vida pública coincidiera con el texto escrito de la Constitución, producto del Constituyente Permanente, electo de forma democrática.

Alguna vez escuché una frase: “la ley dice lo que la Suprema Corte dice que dice”.

En su momento la pensé exagerada, pero ahora veo que ni siquiera es así, porque han dado un paso adelante, han cruzado una línea y se han vuelto Poder Legislativo…

…y, ahora resulta que “la ley dice lo que a la Suprema Corte le gustaría que dijera”.

¡Pero ese no es su trabajo!

Y menos aún, cuando se ponen al servicio de intereses económicos de una minoría opositora a las causas del pueblo.

También, hemos venido a decirles que tomamos nota de algo muy grave: que en su insufrible petulancia han claudicado de su imparcialidad.

Y esa imparcialidad es lo que legitima las decisiones de cualquier juez del mundo.

Todo nuestro sistema de justicia se basa en el espíritu de “dar a cada quien lo suyo”.

Que ganadores y perdedores en un juicio no vivan con la amargura de haber sido tratados de manera injusta.

La Suprema Corte ahora se desnuda imparcial: ha perdido honor y legitimidad.

Venimos a pedirles algo que veo difícil, pero les vamos a dar el beneficio de la duda:

Que apliquen la Constitución pensando en la gente.

Que se bajen del pedestal, que salgan del blindaje de su burbuja de privilegios y que caminen las calles para escuchar al pueblo.

Que le pregunten a la gente qué opinan de las juezas y los jueces.

Por último: les voy a decir a que no vinimos, porque las noticias falsas están a la orden del día.

Que conste: no vinimos a agredir.

…porque rechazamos la violencia y cualquier ministra o ministro puede pasar por aquí y no será tocado.

No vinimos a romper con la institucionalidad, sino –precisamente- a exigirla.

No vinimos a buscar una Suprema Corte a nuestro modo, sino vertical, obediente del texto de la Constitución.

Es más: ni siquiera vinimos a faltar al respeto.

El respeto ya se lo faltaron ellas y ellos mismos.

¡Nos vemos aquí en el Zócalo en el 2024!