Revisando las crónicas de los últimos partidos de los Tiburones Rojos de Veracruz, además de ver los magros resultados obtenidos en esta nueva temporada. Me llamo profundamente la atención ver el graderío completamente vacío. Las tribunas de sol, que comúnmente agrupan a la afición más fiel al equipo, donde se escuchan las porras y las ocurrencias más destacadas, simplemente se ven desiertas. Recordando otras campañas, como cuando nació en los ochentas la “tiburomania” atinadamente acuñada por el Dr. Loyo de Valdés y aquel ambiente tan intenso, no puedo dejar de sentir nostalgia.

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio.
Octavio Paz

Empezando por los disturbios en 1937 entre los trabajadores y los empresarios de las petroleras extranjeras, culminando con su expropiación al siguiente año, el cual sirvió desde 1938 a la fecha como el incentivo más grande que tiene el poder público para satisfacer sus necesidades presupuestales. México se ha  encontrado en un limbo estratégico, con una desinversión importante, donde Pemex está enfocado sólo para un Estado garantizador de la situación energética de los Estados Unidos, convirtiéndose en importador pagadero en dólares y vendedor al mercado nacional en pesos, absorbiendo todos los desfases cambiarios y macroeconómicos.

CLAROSCUROS / Por José Luis Ortega Vidal

Señor Presidente: vamos perdiendo.
Veo la fotografía y me provoca coraje.
Observo el video y me siento Gregorio Samsa –el personaje que en la novela “La Metamorfosis”, de Franz Kafka, un día amanece convertido en escarabajo-.
Samsa ha perdido su condición de ser humano y así me siento y de ese modo percibo a la sociedad en que habito.
Pienso en los últimos acontecimientos: el asesinato de un periodista en Sinaloa; el terror sembrado vía las redes sociales en Veracruz y la masacre del casino Royale en Monterrey.
Cuento, recuento, rememoro cada suceso y arriba una conmoción.

Ver más