El nombre de Karl y Matthew para miles de veracruzanos tienen un componente ligado a la tragedia, a la destrucción, incluso a la muerte.

Estos fenómenos  naturales, bautizados por un comité de la Organización Meteorológica Mundial golpearon a las costas jarochas durante el mes de Septiembre del 2010.

Karl impactó a solo 15 kilómetros al norte del puerto de Veracruz como Categoría 3 el 17 de septiembre a las 11:30 de la mañana. La zona de Cardel fue afectadísima en un primer momento y al día siguiente, los escurrimientos de la zona montañosa central de Veracruz provocaron la mayor inundación que se tenga memoria en el puerto jarocho. El resultado lo conocemos: 24 muertos y medio millón de damnificados.

Tere Lagos

@terelagos Edo. Mex. MEXICO
La vida es demasiado corta para dedicarse al ajedrez. Lord Byron a quien aporte algo interesante a mi TL, todos los temas. Sept/67

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿Porqué a mi? ¿Porqué si soy tan buena persona me hicieron esto? Cuántas historias hemos escuchado o leído de que al abuelito lo dejaron en la calle sus hermanos; la señora que puso todos sus ahorros en una pirámide creyendo que era la oportunidad de su vida para hacer dinero fácil y rápido, la chava que se casó con un galanazo creyendo que era rico y que la iba a mantener por el resto de sus días, el buen samaritano al que le dieron la puñalada por la espalda después de abrir las puertas de su casa y de su corazón al “amigo” desvalido, etc….

¿Porqué a mi? La respuesta es sencilla: en el estafado pudo más la avaricia, el ego, la necesidad de reconocimiento, la satisfacción de sentirse el héroe, salvador de causas perdidas, que su propia inteligencia y sentido común. La “victima” es la culpable de que le pasen esos acontecimientos en su vida; el estafador sólo aprovecha la ocasión que le presenta la desafortunada “buena persona” que le tendió la mano.

Con el término “estafador” me refiero a alguien que roba algo, ya sea desde cariño e influencia hasta grandes bienes materiales.

UNA VOZ EN EL DESIERTO / Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

ORIZABA

Nuestro clima en este verano ha sido como casi siempre y como proclama nuestro escudo benigno.

Las tardes y noches está lloviendo, pero nada comparable con otras partes en que está diluviando.

Pese a la degradación mundial del clima el calor sigue siendo soportable.

De vez en vez el chipi chipi y nuestra tradicional neblina.

A mí me gusta.

Ver más