Morgan Freeman cumple 83 años de vida luchando contra el racismo

Morgan Freeman cumple 83 años de vida luchando contra el racismo

CIUDAD DE MÉXICO.- El famoso actor afroamericano, Morgan Freeman, celebra 83 años de vida en medio de las protestas en contra del racismo institucional en EU.

El actor no se ha pronunciado hasta el momento por el asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minnesota; sin embargo, durante su carrera, no solo nos ha regalado impresionantes actuaciones en 70 exitosas películas, sino también poderosos discursos y entrevistas en las que siempre ha defendido los derechos civiles de la comunidad afroamericana en los Estados Unidos.

Freeman nació el 1 de junio de 1937 en Memphis, Tennessee. Fue el cuarto hijo varón de una familia sureña de bajos recursos.

Freeman es descendiente de esclavos, y de ahí cree que viene el origen del apellido. “He podido reconstruir el árbol genealógico familiar, y llegué hasta la madre de mi tatarabuela, que era esclava en el estado de Virginia”, contó en una entrevista para un diario alemán.

Con respecto al racismo en Estados Unidos, el actor reconoce que “siempre había una especie de tensión en el ambiente”. Aún en su infancia se enteraba de que quemaban alguna tienda de una persona de su comunidad, o le daban una paliza a algún afroamericano, o que el Ku Klux Klan cometía otro de sus crímenes.

A lo largo de su carrera Freeman se ha pronunciado a favor de la igualdad y en contra del racismo y la homofobia.

Cuando le preguntaron su opinión acerca del ‘Mes de la Historia Negra’:

“Ridículo. ¿Vas a relegar mi historia a un mes?”

El actor de Memphis, ganador de un Oscar y nominado cuatro veces más, expresó su opinión acerca de la igualdad. Insistió  en que “la raza no tiene nada que ver en la distribución de la riqueza”.

“Soy el capitán de mi alma”

Morgan Freeman se volvió famoso por la lectura tan emotivo que hizo de un poema de William Ernest Henley que le sirvió de consuelo, inspiración y guía al icónico Nelson Mandela, durante su encarcelamiento durante 27 años en la prisión de la isla Robben.

“Ya no importa cuán estrecho haya sido el camino, ni cuantos castigos lleve a mi espalda: soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”, se le escucha decir.

AMX/TIV