Los migrantes son peligros porque asaltan, se prostituyen y matan

Los migrantes son peligros porque asaltan, se prostituyen y matan

 

Patricia Guadalupe Peña Recio

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de marzo (Al Momento Noticias).- Los migrantes son un peligro porque asaltan, se prostituyen y matan, acusó la diputada federal del PRI por el distrito de Coatzacoalcos, Patricia Guadalupe Peña Recio.

La legisladora fue más allá y propuso que los migrantes circulen, pero no se queden ningún tiempo en los municipios, en los estados y en el país. A su juicio, los gobernantes tienen una responsabilidad sólo con los mexicanos, pero no con los indocumentados.

En entrevista al término del informe del diputado Juan Isidro del Bosque, la legisladora consideró que lo que las autoridades deben hacer es cerrar las casas donde los migrantes puedan quedarse.

“(En Coatzacoalcos) cerramos una casa en donde se les daba atención a los migrantes, porque nosotros podemos tenerlo de paso, pero con los problemas que le ocasionan a los habitantes que viven cerca de estos sitios, se convierte un foco de asaltos, y de prostitución”, dijo.

Además salían, asaltaban, el paso de ellos es un peligro porque son persona que llegan sin dinero y asaltan hacen cosas indebidas en la vía pública y bueno es que no es nuestra responsabilidad las personas que vienen de otros lugares, la responsabilidad que tenemos es con los nuestros, los mexicanos que nos dieron su confianza”, consignó el reporte periodístico.

Ante estas declaraciones, Leticia Gutiérrez, directora de la Misión Scalabrinianas para migrantes y refugiados en su sección México, dijo que, como organización civil, están analizando emitir una queja formal contra la legisladora priista por unas declaraciones que calificó como “lamentables”, y que “demuestran una actitud de xenofobía y de ceguera respecto a las personas migrantes”, y que además “discrimina” a los albergues y a la labor social y humanitaria de los activistas.

En cuanto a las palabras de Patricia Peña, cuando asegura que “no es nuestra responsabilidad las personas que vienen de otros lugares”, la defensora de migrantes recordó que en junio de 2011 se llevó a cabo una reforma en la Constitución Mexicana, a partir de la cual se incluyó el principio ‘pro-personae’ que busca la protección de los derechos de las personas, más allá de su nacionalidad o estancia regular en un país.

“Invitaría a la diputada a que, más allá de retractarse, comprenda cuál es su función como legisladora y como una promotora de la ley en este país. Yo quisiera recordarle que hubo una modificación al Artículo 1º Constitucional, que vuelve a centrar cualquier ley en el derecho pro-persona. Y me parece que esta fijación de decir que su responsabilidad es solo con los nacionales mexicanos, transgrede totalmente ese artículo”, apuntó la activista, que además resalta que Patricia Peña, como diputada federal, “debería ser la primera en vigilar que esté cumpliendo ese artículo y que se esté velando por el derechos de las personas”.

“Deberíamos interrogarnos sobre qué tipo de gente es la que llega a los cargos públicos donde se generan las leyes en México -plantea Gutiérrez-. Porque es muy preocupante que siendo representante federal, esta mujer haga ese tipo de declaraciones”, hace hincapié la directora en México de la Misión Scalabrinianas, que concluye recordando que en Estados Unidos hay miles de migrantes mexicanos que sufren por actitudes xenófobas y de discriminación, como “esa población centroamericana que ella señala como un foco de infección y de perdición”.

Por su parte, Germán Guillermo Ramírez, presidente de la asociación Casa del Migrante Santa Faustina Kowalska, en Coatzacoalcos, rechazó las palabras de la legisladora, y aseguró que no es cierto que todos los migrantes centroamericanos cometan delitos contra la población mexicana.

“La realidad no es esa. Esta señora tiene que ver que hay de todo; que hay gente buena y mala en México y también en Centroamérica, y no podemos generalizar. Los migrantes necesitan que alguien los ayude a llevar un pan a su mesa, así que cada quien piense qué haría si estuviera en lugar de ellos”, señala el activista en conversación telefónica con Animal Político.

“Los migrantes no andan aquí en Coatzacoalcos porque vengan a dar la vuelta y a pasear por México. Ellos cruzan por aquí porque tienen que llevar comida a su casa. Y quienes digan que eso es algo que está mal, y que no se les debe ayudar, que se tienten un poco el corazón“, pidió el activista.

AMN.MX/fm