Diputados prohíben el matrimonio infantil en México

Diputados prohíben el matrimonio infantil en México
Laura Martínez González señaló que el matrimonio infantil es una forma de violencia contra las y los menores de edad, en particular contras las niñas y las adolescentes.

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril (AlMomentoMX).Con 435 votos a favor y 1 en contra, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular, modificar y derogar diversos artículos del Código Civil Federal para prohibir el matrimonio de personas menores de 18 años de edad.

El dictamen —ya enviado al Ejecutivo para su publicación y su entrada en vigor—  determina que solamente podrán contraer matrimonio las personas mayores de edad y éstos tendrán que otorgar su pleno consentimiento. 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, el matrimonio infantil es una violación de todos los derechos de las niñas y niños. Los obliga a asumir responsabilidades para las cuales no están ni física ni psicológicamente preparados. Las niñas, se ven atrapadas para el resto de sus vidas en una realidad que equivale a la esclavitud.

El dictamen “representa la lucha de muchas legisladoras y legisladores, de organizaciones civiles y de organismos nacionales e internacionales y defensores de derechos humanos; es una respuesta clara y contundente para evitar que las niñas, principalmente, se separen de la familia y los amigos”, refirió la diputada del PRD, Verónica Beatriz Juárez Piña.

Destacó que estos cambios significan que “ellas y ellos no interrumpan su educación. Pues una vez casadas, las niñas, de manera particular, tienden a dejar la escuela. Significa que tengan oportunidades y evitar malos tratos, esclavitud, prostitución, violaciones sexuales, problemas de salud como son, los embarazos prematuros, que conllevan un alto riesgo, tanto para la madre, como para el hijo”.

Juárez Pina añadió que de acuerdo con diversas organizaciones, en México más de 6 millones 800 mil mujeres entre 12 y 17 años, contrajeron matrimonio o viven en concubinato; la mayoría con hombres mayores que ellas. En 2017, dos mil 725 niñas, niños y adolescentes contrajeron nupcias. En nuestro país, del total de personas menores de 15 años que se unieron en matrimonio, 100 por ciento fueron niñas y adolescentes mujeres.

Además, no se registraron uniones de niños y adolescentes hombres menores de 15 años. Cuatro de cada 5 niñas y adolescentes, el 90 por ciento entre 13 y 15 años, se casaron con hombres mayores de 17 años y 5.5 por ciento, con hombres mayores de 30 años. En promedio, se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años, que hombres, y 6 veces más mujeres de 15 a 17 años que del sexo opuesto.

La diputada perredista resaltó que este dictamen constituye un resarcimiento de una larga deuda para los derechos de las niñas y los niños en el país. “Esta es la realidad en la vida de las niñas en muchas partes y cambiar las leyes es sólo un primer paso. Lo que sigue es transformar las sociedades, hacer conciencia de que, si cortamos de raíz la violencia materializada en el matrimonio infantil contra ellas, estamos incidiendo en una mejor condición de vida para la futura generación”.

Por su parte, la morenista Laura Martínez González señaló que a pesar de los avances que se han tenido en materia de protección a menores de edad, se sigue arrastrando una dolorosa realidad, como es el matrimonio infantil, por lo que, “se debe entender que es una forma de violencia contra las y los menores de edad en general, particularmente contra las niñas y las adolescentes”.

Indicó que una de las principales causas del matrimonio infantil es la falta de acceso a la educación y a la igualdad de oportunidades, “desencadena una violación constante de los derechos de las niñas durante el resto de sus vidas, acaba con las oportunidades educativas y económicas posibles de las menores, las aísla de la sociedad y les niega cualquier rol en la toma de decisiones de sus comunidades”.

El matrimonio infantil en México, añadió, ya no será opción ni viable ni legal; sin embargo, “aún nos falta mucho. El Estado en sus tres órdenes de gobierno debe desarrollar una estrategia integral que incluya políticas y programas de protección social, centrados en disminuir las desigualdades y favorecer el empoderamiento de las niñas y las adolescentes. Es tiempo de desterrar para siempre el matrimonio infantil”.

AM.MX/dsc