García Luna: Florence Cassez, montajes de televisión, sobornos…

García Luna: Florence Cassez, montajes de televisión, sobornos…

El ex funcionario enfrentó varias acusaciones, polémicas y escándalos

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre (AlMomentoMx).— Genaro García Luna fue detenido en Texas, acusado de tráfico de drogas y de dar declaraciones falsas. Sin embargo, el ex secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón tiene un currículum muy oscuro en México.

genaro-garcia-luna-arresto-estados-unidos

De 2001 a 2005, García Luna dirigió la extinta Agencia Federal de Investigación de México, encargada de luchar contra la corrupción y el crimen organizado, y de 2006 a 2012 fue secretario de Seguridad Pública, controlando la policía federal del país. Por si fuera poco, fue uno de los funcionarios clave en la “guerra contra las drogas” que emprendió Felipe Calderón en 2007.

Sin embargo, como funcionario público, el llamado super-policía enfrentó varias acusaciones, polémicas, escándalos, montajes y peticiones de ciudadanos y legisladores para que renunciara al gabinete de  Calderón Hinojosa.   Como diría Sopitas: “Aprovechando que la noticia de su detención estará ocupando todos los titulares, aquí te contamos algunas de sus escándalos ”.

Caso Florence Cassez

Uno de los casos más emblemáticos que marcó la carrera de García Luna fue el de la  francesa Florance Cassez.

En diciembre del 2005, elementos de la Agencia Federal de Investigación, dirigida por Genaro García, ingresaron al rancho ‘Las Chinitas’ en donde capturaron a los integrantes de la banda de secuestradores ‘Los Zodiacos’, la cual era encabezada por Israel Vallarta y su entonces pareja, Florence Cassez. Todo esto fue televisado.

Dos mese después de su detención, la francesa acusó a García Luna de montar la operación. En 2009, Florence Cassez fue condenada en México a 60 años de cárcel por secuestro; sin embargo, fue liberada en enero de 2014 después de que la Suprema Corte le otorgara un amparo por “las irregularidades ocurridas durante su proceso”.

La Corte consideró que era inocente porque el montaje televisivo sobre su captura tuvo un “efecto corruptor” que vició todo el proceso penal en su contra. Incluso, la CNDH señaló que los funcionarios que participaron en la aprehensión de Cassez incurrieron en por lo menos tres delitos: contra la administración de justicia, abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público.
 
OPERATIVO CASO CASSEZ

Mostrar detenidos 

García Luna tenía un gusto por aparecer en televisión. Una de estas apariciones se dio en 2005, tras el operativo para liberar al director técnico del Cruz Azul, Rubén Omar Romano. En esa ocasión, los delincuentes ya habían sido asegurados, pero los uniformados esperaron la llegada de los medios de comunicación para televisar la liberación del entrenador.

Ante ello, la CNDH criticó la costumbre de mostrar ante los medios a muchos detenidos que frecuentemente eran presentados como líderes de bandas y carteles. Muchas de estas personas fueron absueltas o no se les comprobaron las acusaciones, lo que derivó en abusos de sus derechos humanos.

Sobornos del narco

Durante el juicio del exjefe del cartel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, en Nueva York, un exmiembro del grupo narcotraficante, Jesús El Rey Zambada, contó que entregó a García Luna dos maletas con entre seis y ocho millones de dólares en sobornos en 2005 y 2006. El exsecretario de Seguridad Pública negó las acusaciones.

En 2012, el narcotraficante Egar Valdez Villarreal, conocido como La Barbie, reveló una carta donde vinculaba al super-policía con carteles de narcotráfico. “Me consta que ha recibido dinero de mi, del narcotráfico y la delincuencia organizada”, dijo el capo.  La denuncia no fue comprobada.

Una “humilde” casita

En 2013, con los señalamientos de supuestos vínculos con el narco y visto como uno de los secretarios con más presupuesto otorgado para su administración, se dio a conocer que García Luna realizaba operaciones que no coincidían con su salario, con la compra realizada en 2009 de un terreno valuado en 7.5 millones de pesos y la construcción de una casa de unos 20 millones de pesos en un exclusivo fraccionamiento en el sur de la Ciudad de México.

Estas compra llamaron la atención debido a que no encajaban con los recursos declarados por el propio secretario. En 2007 y 2008, había apuntado en declaraciones patrimoniales que estaba endeudado y no tenía posibilidades de realizar una nueva adquisición de este tipo.