Más de la mitad de las y los mexicanos no tienen ahorros para enfrentar un imprevisto

Más de la mitad de las y los mexicanos no tienen ahorros para enfrentar un imprevisto

CIUDAD DE MÉXICO.- La vida está llena de situaciones que necesitan planeación financiera: ahorros para el retiro, educación, vivienda, entre otros. Sin embargo, como se ha puesto de manifiesto durante la pandemia de COVID-19, hay otros eventos que son súbitos, inesperados e imprevisibles. En este contexto, el 60.4% de los mexicanos no tienen un fondo de emergencia para cubrir gastos en caso de enfermedad, pérdida de trabajo o crisis económica, según datos del gimnasio financiero Coru.

El impacto del coronavirus en la salud y la economía de las y los mexicanos durante el último año recalca la importancia de tener un ahorro para enfrentar emergencias. Por ejemplo, el costo promedio de tratamiento de pacientes de COVID-19 en hospitales medios privados en la Ciudad de México va de 25 mil a 40 mil pesos por día, según estimaciones de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En el mismo talante, durante 2020, la pandemia dejó un saldo de 647 mil 710 empleos perdidos, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Todas las personas deben de considerar el ahorro como un objetivo, sobre todo ante los eventos actuales. El ahorro nos sirve para hacerle frente, de la mejor manera, a imprevistos que pueden afectar nuestra estabilidad económica y comprometer nuestros planes a futuro. Tener un fondo de emergencia puede ser la diferencia a la hora de pagar gastos hospitalarios, la compostura de nuestro automóvil o la pérdida del empleo, además de reducir la necesidad de endeudamiento”, señala Fernando González, CEO de Coru.

¿Cómo son las y los ahorradores en México?

Los ahorros para imprevistos están directamente relacionados con los niveles de ingresos: quienes ganan menos dinero, tienen más problemas para cubrir sus necesidades básicas y ahorrar se convierte en una tarea más complicada en estos casos. Según datos de Coru, el 75.4% de los mexicanos que ganan menos de 10 mil pesos al mes no cuentan con ahorros para una emergencia. En contraparte, 42.9% de los trabajadores que ganan entre 31 mil y 40 mil pesos mensuales tienen un fondo de emergencia de hasta tres meses su ingreso.

Este concepto también está vinculado con el tipo de escolaridad: la información de Coru señala que quienes asisten a una universidad privada ahorran más que aquellos que salieron de una universidad pública (51.7% no cuentan con fondo para emergencias).

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018, el ahorro activo —tanto en mecanismos informales como formales— se destina principalmente para atender emergencias e imprevistos.

¿Cómo se puede ahorrar para imprevistos?

Ahorrar dinero para un evento o situación inesperada puede ser una tarea complicada si no se tiene la organización adecuada. Por ello es importante hacer un análisis de ingresos y egresos y tener claro que este fondo es independiente de un plan de ahorro personal y al que solo se debe de acudir en caso de emergencia. Para ello Coru recomienda:

Realizar un presupuesto mensual para tener control de gastos e ingresos. Al saber cuánto se gana y cuánto gasta de manera fija mes con mes, se puede identificar cuánto de ese dinero sobrante se tiene disponible para los imprevistos. Aprender a distinguir entre necesidades y deseos es indispensable para evitar compras innecesarias.

Establecer metas para ahorrar en el corto, mediano y largo plazo. Puedes iniciar con una aportación diaria que no afecte la economía e incrementar este monto poco a poco para ahorrar más.

Abrir una cuenta de ahorro básica. Es muy recomendable para cuidar el dinero, ya que estas cuentas son uno de los productos bancarios más fáciles de obtener y buena parte de los casos no tienen costo para las y los usuarios. Fondos de inversión. Pueden ser una buena opción para que los ahorros puedan generar ganancias. La rentabilidad de los fondos dependerá de la suma de dinero que se destine al mismo, además del plazo de la inversión.

“Si bien es una realidad que para muchas mexicanas y mexicanos es difícil ahorrar, también debemos tener conciencia sobre su importancia en nuestras vidas, y que, en mayor o menor medida, debe ser una meta que todas y todos debemos tener, ya que es parte primordial del camino para alcanzar una buena salud financiera”, indica el CEO de Coru.