Aviones israelíes incursionan hoy los cielos libaneses

Aviones israelíes incursionan hoy los cielos libaneses

 

JERUSALEN, 1 de febrero (Quadratín México).- Dos días después de que Israel lanzara un ataque aéreo en territorio de Siria, aviones de guerra israelíes incursionaron en el sur del Líbano.  Según una fuente oficial libanesa, los vuelos fueron vistos desde el sur del Líbano hacia el valle oriental de Bekaa que limita con Siria.  Israel no hizo comentarios ni sobre los ataques ni sobre los sobrevuelos en Líbano y mantiene un cerrado hermetismo sobre estas actividades.

Aún no se sabe con certeza si el ataque fue dirigido contra un convoy que transportaba armas antiaéreas con destino al Hezbolá, o como declaran los sirios, contra un centro de investigación científica militar. Hoy surgió una nueva versión que une las informaciones contradictorias que todavía circulan, no menos intrigante que la falta de detección a tiempo y de resistencia contra la aviación israelí del ejército sirio. Si el ataque se llevó a cabo contra las instalaciones de la zona de Jamraya, al noroeste de Damasco, a unos 15 kilómetros de la frontera libanesa también incluyó la destrucción de armamento sofisticado que se encontraba almacenado allí y destinado al Hezbolá, el grupo militante libanés aliado de Siria e Irán. Según esta interpretación, el complejo del centro de investigación, sus depósitos y sus estacionamientos, servían además de su objetivo declarado que era el desarrollo de componentes de armamento químico, de depósito  de los cargamentos de armas que Irán enviara durante los dos últimos años para el Hezbolá, pero que no fueron transferidos por temor de un ataque israelí. Cruzando la calle del complejo de laboratorios, se habría encontrado allí una instalación militar separada donde funcionaba un campamento militar del Hezbolá, donde aprendían el uso de los armamentos y estaban esperando el momento de transferir la carga a territorio libanés. 

Quizás toda la desinformación se deba a una de las raras coincidencias de intereses entre adversarios que suceden en el Cercano Oriente. Israel no desea afectar el honor de sirios y de Hezbolá, para no darle pretextos para represalias. Siria, Rusia, Irán y Hezbolá no desean revelar la verdad sobre lo que se hacía en esas instalaciones, ni cómo ni de dónde, llegaron los proyectiles destruidos por la aviación israelí. Así a todos los actores de este drama les conviene brindar afirmaciones erróneas, y  equivocadas.

Con el ataque aéreo israelí se ha dado un paso importante hacia la regionalización del conflicto sirio. Sin embargo parece más que obvio que nadie quiere convertir este ataque en un casus belli. La condena de Moscú, se mantuvo en el plano estrictamente formal e Irán volvió a decir que cualquier ataque contra Siria es un ataque contra su territorio pero se limita, por lo menos por ahora  a la condena verbal y no ha ordenado al Hezbolá a llevar a cabo ninguna acción de represalia. Dado que el ataque israelí se produjo después de la asunción del segundo periodo del gobierno del presidente Obama, el mismo no pudo influir en su campaña electoral, y aparentemente fue informado por Israel de su acción.

¿Qué pasa con este ataque? ¿Y cuáles podrían ser sus consecuencias? En fuentes oficiales libanesas se especula sobre el riesgo que el ataque israelí puede haber aumentado las probabilidades de involucrar a ese país en la lucha. Es de pensar que recomendó al Hezbolá a mantener la cabeza fría, y de abstenerse de toda acción que pudiera llevar a una confrontación con Israel en algún lugar del territorio libanés. El presidente Bashar Asad está muy ocupado luchando para mantener su régimen. Irán no suele atacar frontalmente teniendo siempre listas a sus avanzadas del Hezbolá. Y las milicias fundamentalistas de Hasan Nasrallah tienen su radio de acción reducido por las presiones del gobierno del país de los cedros.

De todas maneras, la tensión en el norte de Israel va en aumento en ambos lados de las fronteras comunes entre Siria, Líbano e Israel, y cualquier error de los ejércitos ubicados allí puede desencadenar situaciones no previsibles que aparentemente, nadie desea que ocurran.

QMX/yb/arm