Alberto Fernández asume la Presidencia de Argentina

Alberto Fernández asume la Presidencia de Argentina

El político peronista reemplaza a Mauricio Macri y gobernará hasta 2023; Cristina Fernández será vicepresidenta

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre (AlMomentoMx).— El peronista Alberto Fernández juró como presidente de Argentina ante la Asamblea Legislativa para el periodo 2019-2023. Luego hizo lo propio la ex mandataria Cristina Fernández, quien juró como vicepresidenta.

“Recibimos un país frágil y golpeado. Apelamos al compromiso de todos los sectores”, afirmó Fernández tras jurar como presidente, en reemplazo de Mauricio Macri, quien le entregó la banda y el bastón presidenciales, y se fundieron en un afectuoso abrazo

Alberto Fernández deberá enfrentar un complicado escenario económico marcado por la elevada deuda pública, una frágil moneda nacional, la subida constante de los precios y la escalada del desempleo y los niveles de pobreza.

Cientos de simpatizantes se congregaron en las afueras del Congreso expectantes ante la asunción presidencial. Entre ellas,  Nora Jofré, una jubilada de 63 años, quien dijo a The Associated Press que tienen “muchas esperanzas puestas en Alberto y Cristina”, aunque reconoció que las soluciones a la crisis “no serán inmediatas”.

Tras asumir el cargo, Alberto Fernández dio un discurso ante la Asamblea Legislativa con anuncios para dinamizar una economía que se prevé que caiga alrededor de 3 por ciento este año y controlar una inflación estimada en 55 por ciento para fin de año. “Tenemos que superar el muro del rencor y del odio, tenemos que superar el muro del hambre”, apuntó.

“Quiero ser el presidente que escucha, el presidente del dialogo. Si alguna vez me desvío del compromiso que asumo, salgan a la calle para recordármelo”, pidió Fernández. “Volvamos a ganarnos la confianza del otro, por eso estoy aquí. Cuando mi mandato concluya, la democracia estará cumpliendo 40 años”, agregó.

 Alberto Fernández también se refirió a los feminicidios. “Haré todo lo necesario para que estén en un primer plano los derechos de las mujeres”, apuntó. “Es el deber del Estado reducir la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación”.