Investigan a empresa de Kate del Castillo en Delaware, EU

Investigan a empresa de Kate del Castillo en Delaware, EU

 

Celebración de Kate del Castillo y Sean Penn después de su reunión con el capo

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de enero - Kate del Castillo no solo realizaría la película autobiográfica sobre Joaquín “El Chapo” Guzmán, la actriz y el capo realizarían varios negocios y acuerdos comerciales que incluían inversiones del líder del Cártel de Sinaloa en empresas registradas en Delaware, Estados Unidos.

Los negocios entre ambos están bajo investigación del Departamento del Tesoro en Estados Unidos y de la Procuraduría General de la República (PGR), señaló un reporte de inteligencia del gobierno federal.

La indagatoria está abierta y todavía no es definitiva, esperan a las autoridades logren acreditar la transferencia de recursos financieros del capo a la actriz.

Una de las vertientes de la investigación es determinar si los vuelos privados que hizo Del Castillo a México fueron solventados por Guzmán Loera o por uno de sus socios, ya sea por transferencias a las cuentas bancarias de la actriz o a las de los otros pasajeros que la acompañaron en su cita con el líder del Cártel de Sinaloa.

La protagonista de la serie “La Reyna del Sur” sostuvo una reunión con el abogado Andrés Granados Flores, el 27 de octubre de 2015. Días antes, el 2 de octubre, viajó a Sinaloa para su cita personal con Guzmán Loera, acompañada por el actor Sean Penn y dos productores de películas que gozan de gran reconocimiento en Hollywood.

Incluso, el narco y la actriz mantuvieron conversaciones a través de la mensajería instantánea de BlackBerry.

A través de las conversaciones, se reveló que Kate del Castillo intentó tener un nuevo encuentro con los abogados de “El Chapo” para hablar de negocios, el cual se realizaría con la máxima secrecía posible y sin despertar sospechas de las autoridades, por lo que eligió un paseo en trajinera en los canales de Xochimilco durante la noche.

Sin embargo, todos sus movimientos eran vigilados por personal de inteligencia, por lo que su reunión secreta no lo fue. Su nombre clave para el seguimiento de inteligencia era “Fox”.

La reunión entre Del Castillo y Granados Flores fue grabada y fotografiada por elementos de inteligencia. En las imágenes se observan una camioneta Suburban y un automóvil Mercedes Benz que arriban al estacionamiento de uno de los embarcaderos en Xochimilco. Posteriormente, la actriz y el abogado abordaron una trajinera con el nombre “Yolanda”.

En su recorrido por los canales de Xochimilco, ambos continuaron con las negociaciones para la realización de la película. Presuntamente, confirmaron los nombres de los productores asociados para la producción del filme: el argentino Fernando Javier Sulichin y el español José Ibáñez Martín Pira, ambos con trayectoria exitosa en Hollywood. Los dos productores habían viajado con Kate y Sean Penn a la zona serrana del Triángulo Dorado.

Del Castillo también habló con Granados Flores de otros negocios, puesto que el capo estaba interesado en invertir su dinero en empresas de Estados Unidos, una de ellas con registro y operaciones en Delaware.

La posibilidad de que Kate del Castillo y Guzmán Loera cerraran ambos tratos, el de la película y el de la empresa en Delaware, está bajo investigación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Las autoridades indicaron que los acuerdos entre Del Castillo Negrete y Guzmán Loera podrían constituir una violación a la Ley de Designación de Traficantes Extranjeros en Estados Unidos, la cual prohíbe a ciudadanos estadunidenses realizar cualquier tipo de negocio con líderes criminales que ha sido incluidos en las listas de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC). Las sanciones, podrían incluir al propio Sean Penn.

La actriz recibió la nacionalidad estadunidense el 28 de septiembre de 2015, cuatro días antes de que Kate del Castillo viajara de California a México para conocer a “El Chapo”.

“Tomando en consideración que los citados actores son nacionales de Estados Unidos y que se reunieron con un narcotraficante designado como tal el 1 de junio de 2001, con el fin de negociar un proyecto para grabar una película, sin informar a las autoridades, su conducta encuadra en el supuesto de brindar apoyo al capo por no revelar su ubicación, e incluso, por intentar hacer negocios con él, lo que representa una violación a la prohibición de operaciones con él”, señaló un reporte de inteligencia.

La sanción también se podría aplicar a los productores asociados del filme, Fernando Javier Sulichin y José Ibáñez Martín Pira, que equivale a una pena de 10 años de prisión y el pago de una multa, mismas condenas que las autoridades de EU podrían imponer a Kate del Castillo si se comprueba transacciones monetarias entre la actriz y Guzmán Loera.

Según investigaciones federales, “El Chapo” Guzmán preparaba reunir más personajes del mundo del espectáculo para la película autobiográfica que planeaba con Kate del Castillo.

“De acuerdo con las investigaciones, entre las personalidades que participaron en esas reuniones se encuentra el cantante Emmanuel, Roberto Arteaga, quien fue representante de la cantante Alejandra Guzmán, y Andrea Vega, que sirvió como enlace con los grupos gruperos Los Tucanes de Tijuana y la banda El Limón”, aseguró el periodista Raymundo Riva Palacio.

El diario La Razón publicó un artículo, en el que señala que Yolanda Andrade también fue invitada por el abogado Granados, según la causa penal 48/2015.

En la investigación, según el periodista, se incluye que en estas reuniones estuvieron invitados otros integrantes del medio deportivo y del entretenimiento, aunque su papel no está claro.

Estas reuniones se habrían descubierto, derivado de conversaciones entre Kate del Castillo, Guzmán Loera y su abogado Andrés Granados, quien habría recibido a las celebridades de la farándula.

AMN.MX/dsc/bhr