¿Cuál es el origen del Black Friday?

¿Cuál es el origen del Black Friday?

Este viernes 25 de noviembre se lleva a cabo el Black Friday o Viernes Negro, la fiesta que marca el inicio de la temporada de compras navideñas en Estados Unidos, y en el que los comercios y grandes marcas ofrecen grandes descuentos.

El viernes después del día de Acción de Gracias (que se celebra el cuarto jueves de noviembre) tiene lugar en Estados Unidos, y ahora prácticamente en medio mundo, una jornada muy especial, un día donde el consumismo se convierte en el protagonista. 

Millones de personas llenan los centros comerciales, las tiendas ofrecen enormes descuentos para atraer clientes, las páginas de internet colapsan y baten récords de ventas… Se trata del Black Friday. Pero ¿Cuál es su origen? ¿Esta fecha es un invento moderno, de la era de internet, o tiene raíces más antiguas y arraigadas?

Algunas teorías sobre el origen del Black Friday

Existen diversas teorías sobre el origen del Black Friday en Estados Unidos. Una de las primeras que se difundió, y que hoy está totalmente descartada, es aquella que afirma que este día tiene un origen esclavista.

Esta información falsa aseguraba que los traficantes de esclavos negros bajaban justo sus precios el día de acción de gracias de cara a la temporada de invierno. Evidentemente no existe ningún dato ni documento que confirme esta hipótesis.

Otra hipótesis es mucho más plausible y es que esta expresión se originó el viernes 24 de septiembre de 1869, cuando dos agentes de bolsa de Wall Street (Jay Gould y Jim Fisk) intentaron acaparar todo el mercado del oro en sus manos aliándose con un famoso político de Nueva York, Boss Tweed, aunque fracasaron en el intento.

Los tres intentaron sobornar a varios personajes importantes, incluidos algunos jueces. Pero el plan falló, ya que el precio del oro se desplomó en cuestión de minutos y muchos inversores se arruinaron, con lo que la jornada pasaría a ser conocida como “Viernes Negro”.

Según algunos expertos, el Black Friday también se empleaba para referirse al superávit que registraban las cuentas el viernes posterior a la celebración de Acción de Gracias, pues los números rojos se convertían en número negros gracias al gran consumo por parte de la población. 

La primera vez que se usó el término en Estados Unidos

La expresión Black Friday se usó casi un siglo más tarde, una jornada después de Acción de Gracias, a mediados de la década de 1950. Según recoge el diario Telegraph, el sábado después de la festividad iba a tener lugar un partido de fútbol americano entre el ejército y la marina. La ciudad de Filadelfia se colapsó el viernes ante la avalancha de personas que llegaron para hacer sus compras de Navidad y asistir al día siguiente al encuentro.

Ante el caos, ningún policía pudo tomarse el día libre en la víspera del partido y los agentes tuvieron que trabajar largas jornadas de doce horas para controlar a las multitudes que abarrotaban la ciudad, por lo que bautizaron ese día con el nombre de “Viernes Negro”. 

La iniciativa tuvo éxito y pronto los comerciantes y la policía de Filadelfia empezaron a usar ese término para describir a las hordas de personas que se daban cita en las tiendas de la ciudad el día después de Acción de Gracias.

El Black Friday en la actualidad

Desde entonces su éxito ha subido como la espuma. Las llamativas rebajas de los establecimientos junto al ansia de compra de cara a las navidades ha sido el caldo de cultivo perfecto para que el Black Friday haya ganado adeptos en todos los países.

En Estados Unidos, en 2003, los famosos almacenes Walmart y Sears ofrecieron a sus clientes grandes descuentos ya antes de las cinco o las seis de la madrugada. En 2011, Walmart amplió aún más la jornada de compras abriendo sus puertas desde las diez de la noche del día de Acción de Gracias hasta todo el Black Friday.

Además, con la popularidad de internet, otro día de compras nació en 2005: Cyber ​​Monday. Fue un término de marketing de la Federación Nacional de Minoristas para reflejar la locura de compras que se vive en tiendas físicas el viernes negro. El Ciberlunes ha explotado en fama desde entonces en todo el mundo.

Este día tiene lugar el lunes siguiente al viernes negro y es el momento que utilizan muchas páginas webs para ofrecer sus descuentos a los usuarios.