Hieren en prisión a policía condenado por asesinato de George Floyd

Hieren en prisión a policía condenado por asesinato de George Floyd

Se informó que el expolicía Derek Chauvin, sentenciado por la muerte de George Floyd, fue apuñaleado en una prisión federal en la que se encuentra cumpliendo su condena en Tucson, Arizona.

El fiscal general de Minnesota condenó el sábado el ataque en una prisión del estado contra Derek Chauvin y dijo que el expolicía de Mineápolis sentenciado por haber asesinado a George Floyd debería poder cumplir su condena sin temer a la violencia.

Una persona familiarizada con la cuestión comentó a AP el viernes que Chauvin fue apuñalado por otro recluso en la Institución Penitenciaria Federal de Tucson, una prisión de mediana seguridad que ha estado plagada de fallas de seguridad y escasez de personal. La persona habló con la AP bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir públicamente el incidente.

La persona agregó que Chauvin resultó gravemente herido en el ataque, ocurrido el viernes por la noche.

“Hemos recibido noticias de que se espera que sobreviva”, indicó Brian Evans, un portavoz de la fiscalía general de Minnesota, el sábado.

Un abogado de Chauvin, Gregory M. Erickson, criticó la falta de transparencia de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos un día después que su cliente fue apuñalado por otro reo.

Erickson sostuvo que la familia de Chauvin y sus abogados se han topado con un muro al intentar obtener información de la agresión de funcionarios de la Agencia Federal de Prisiones.

Añadió que la familia de Chauvin se ha visto obligada a creer que el expolicía se encuentra en condición estable por las noticias, y que ha contactado a la prisión repetidas veces buscando información actualizada pero no se le ha dado ninguna información.

“Como persona ajena al caso, considero totalmente indignante la falta de comunicación con sus abogados y familiares”, declaró Erickson a AP. “Parece ser indicativo de unas instalaciones mal gestionadas y que la agresión a Derek fue algo que se dejó que sucediera”.

Las observaciones de Erickson dejan en claro la preocupación que existe desde hace años por la escasa o nula información que las autoridades de prisiones federales proporcionan a los seres queridos de las personas encarceladas que sufren lesiones o enfermedades graves bajo custodia federal.

AP ha reportado anteriormente que la Agencia Federal de Prisiones ignoró sus lineamientos internos y que no avisó a los familiares de aquellos reos que se habían enfermado gravemente de COVID-19 cuando el virus causó estragos en las prisiones federales de Estados Unidos.

La cuestión de la notificación a las familias también ha dado lugar a una ley federal presentada el año pasado en el Senado de Estados Unidos que exigiría al Departamento de Justicia establecer directrices para que la Agencia Federal de Prisiones y los sistemas penitenciarios estatales notifiquen a las familias de las personas encarceladas si su ser querido padece una enfermedad grave, una lesión potencialmente mortal o si fallece tras las rejas.

“El hecho de que no se informara a los familiares encargados de las decisiones de Derek sobre su atención médica personal y su contacto en caso de emergencia tras su apuñalamiento es un indicio más de los deficientes procedimientos de la institución y de su falta de control institucional”, declaró Erickson refiriéndose a la prisión.

La Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos sólo ha confirmado un incidente en la instalación y dijo que los empleados tomaron “medidas para salvar la vida” antes que el recluso fuera trasladado a un hospital para ser atendido y revisado. La agencia no identificó a la víctima ni proporcionó un estado médico “por privacidad y cuestiones de seguridad”.

Los fiscales que consiguieron una condena por homicidio en segundo grado contra Chauvin en un juicio con jurado en 2021 expresaron su consternación por el hecho de que fuera objeto de violencia mientras estaba bajo custodia federal.

“Me entristece escuchar que Derek Chauvin fue objeto de violencia. Fue debidamente condenado por sus crímenes y, como cualquier individuo encarcelado, debería poder cumplir su sentencia sin temor a represalias o violencia”, subrayó el fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, en un comunicado.

La Agencia Federal de Prisiones indicó que ningún empleado de la instalación de Tucson resultó herido en el ataque y que el FBI fue notificado. El centro tiene alrededor de 380 reclusos.

Fuente: vozdeamerica.com 

Foto X: @TmzTucson