Croda se lleva el debate y Poo, las propuestas (de Yunes)

Croda se lleva el debate y Poo, las propuestas (de Yunes)

 

El debate que realizaron el día de antier los candidatos a la diputación local por el Distrito XXII, en donde participaron por el Partido Revolucionario Institucional, Raúl ZarrabalFerat; por Acción Nacional, Hipólito Deschamps; por la Revolución Democrática, Bartolo Guevara  y la candidata por el Partido del Trabajo, Adriana García Vargas, fue realmente inexistente y de muy bajas propuestas por parte de los participantes. En él se replantearon sólo ideas de todo aquello que en su añorada idea de lograr quedar electos, realizarían.

A diferencia del debate de los candidatos diputados locales del Distrito XXII por Boca del Río, la intervención de los aspirantes a la alcaldía de Veracruz, estuvo bastante controversial y hasta garrotazos hubo.

Resulta que al arribar al lugar el candidato del PRD, Julio Saldaña –quien por cierto argumenta llegó con reducido equipo porque así se estableció en el acuerdo signado en la radiodifusora- acusó el aspirante que los simpatizantes que acompañaban a Ramón Poo y Rafael Acosta se le fueron encima a garrotazos, botellazos y guamazo limpio, a tal grado de que Saldaña se desvaneció por unos momentos –según lo contó a la prensa-.Acto que realmente si se reprocha, pues una cosa es la efervescencia que se origine entre los seguidores de cada grupo político y hasta se vale aventarse “mentadas de madre” entre un bando y otro, pero eso de agredir físicamente a una persona es inaceptable por parte de la gente del PRI y el PAN, aprovechándose de su ventajosa situación de ser mayoría.

Cómo se dice vulgarmente, “el sabor al caldo” lo brindaron tanto el aspirante del PAN, Acosta Croda y el del Alternativa Veracruzana, Domingo Ángulo. El primero cerrando con broche de oro, yéndose con todo en contra de Fidel Herrera Beltrán –ese mismo que ahora si le pudo que Gustavo Madero lo denunciara de estar robando a unos niños Down- de Javier Duarte de Ochoa,  gobernador del estado de Veracruz y la alcaldesa porteña, Carolina Gudiño Corro, a quienes los acusó de pretender imponerse en los puestos políticos para continuar pegados a la ubre.

Por su parte, Domingo Angulo en vez de ofrecer propuestas a la ciudadanía, se dedicó a acusar y denostar en contra del candidato a la alcaldía de Veracruz abanderado por el PAN, Rafael Acosta Croda, quien le recordó cada una de sus acciones en las que se benefició como constructor en sociedad con Julen Rementería del Puerto cuando este fungía como alcalde del primer municipio de América, y según lo expuesto por el aspirante de AVE, estos dos hicieron jugosos negocios.

Lo reprochable lo protagonizó el candidato del Revolucionario Institucional, Ramón Poo Gil, quien a falta de imaginación y propuestas por su inepto equipo de campaña que trae como rémoras encima, se le ocurre llevar como propuesta en el debate la instalación de cámaras de video en puntos estratégicos del municipio y la conformación de un C3 para que de manera inmediata le envíe alerta a las corporaciones policiacas, la Armada de México –esa misma que su gobernador mandó a sacar del estado para que los “polis” pudieran proteger a los coyotes y operadores electorales- Cruz Roja, Bomberos, Protección Civil, etc., siendo que dicha propuesta originalmente la pensó el candidato a la alcaldía de Boca del Río del Partido Acción Nacional, Miguel Ángel Yunes Márquez. Vaya, el aspirante panista hasta le pagó a un experto en la materia para que detallara y sobre todo respaldara su propuesta y viene Poo, con las manos en la cintura y dice que esta corresponde a sus cinco líneas de acción. Si así va a ser supuestamente su gobierno, pues ya nos imaginamos que será una réplica o tal vez, intentará superar a la ineptitud en la que ha sido protagonista, Carolina Gudiño Corro.

La propuesta como lo advertir en mi entrega anterior, amable lector, no es mala. Al contrario, en mi humilde punto de vista, la consideré excelsa y contributiva para mitigar la inseguridad en la que está preso nuestro estado por culpa y anuencia del ex gobernador del estado, Fidel Herrera Beltrán y su actual hijo “putativo”, Javier Duarte de Ochoa, su muy querida y “preferida”, Carolina Gudiño Corro y su actual “operador”, Salvador Manzur Díaz, cuando este fue presidente municipal de Boca del Río. Robarse las ideas de otros  no es buena señal Ramón Poo, al contrario, es evidencia de falta de creatividad, de experiencia y de capacidad.

Esos aspectos ya los hemos padecido como ciudadanos. Basta hacer un recorrido en la conurbación Veracruz-Boca del Río y espantarse un poco sobre las condiciones en las que se encuentra –devastada, sucia, destruida- por culpa de la Gudiño y de SalvadorAnselmoManzurEstandíaDíazColom, derivado por su evidente ineptitud.

En conclusión, todos los veracruzanos saben que al final del revuelo político en el que lo mantienen el ramillete de candidatos de las diferentes corrientes partidistas, quienes en su desenfrenada idea de lograr ser los elegidos para ocupar las curules y alcaldías de nuestro territorio veracruzano. La modalidad actualmente, es que el candidato toque a su puerta y le solicite el voto; habrá algunos que envían antes a sus operadores y estos le intentan coaccionar para que suelte su credencial de elector –actos que están llevando a cabo los “suspirantes” del PRI- a cambio de un raquítico pago; otros, le entregarán sus trípticos informativos para que lea  sus propuestas.

Lo cierto, inteligente lector, que cualquiera que sea su decisión para elegir a su próximo diputado local, debe de estar consciente que con su fallo, únicamente le brinda la oportunidad a su “elegido” de ganar el oneroso sueldo y las prestaciones que ellos mismos se avalan en el Congreso a costillas de los ciudadanos. Si piensa que lo volverá a ver en su colonia, fraccionamiento, localidad o municipio, entonces lo que tiene que hacer es sacar su silla y sentarse a esperar, porque jamás volverá ni siquiera a voltearle a ver. Si no me cree, pregunta: ¿Han regresado a sus distritos los actuales senadores y diputados federales? Verdad que no, ahí está la respuesta.

Pero como dicta el conocido y famoso dicho popular “no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre”. Nosotros como ciudadanos debemos de exigirles, ¿Cómo? Pues con marchas, con presentarse a sus ruedas de prensa y exhibirlos ante los medios de comunicación, llevándoles el cúmulo de necesidades que se comprometieron a solucionar y que no lo han hecho.

Debemos hacer que desquiten los sueldazos que tienen a nuestras costillas y exigir que todo aquello que reforman sea aplicado también a ellos mismos. Se dice que los malos gobiernos son responsabilidad de los gobernados, y acepto la teoría en el sentido  que Veracruz –estado- es un pueblo apático y miedoso, que tiene gobiernos como el que actualmente padece por la falta de contribución social, un poder que se enorgullece de ser mediocre, autoritario, incapaz, corrupto; con políticos hambrientos y sin “llenadera” que lo único que les interesa es incrementar sus cuentas personales. Mientras el pueblo, bien gracias, dormido y sumido en la inmundicia que estos nos han heredado.

¿Así seguirá? Mientras que se siga en la misma actitud, auguro que si.


P.D. Una recomendación a la candidata a la diputación local por el Distrito XX abanderada por el PAN, Maryjose Gamboa; ponerse en disyuntivas con otras periodistas públicamente, exhibiéndose, no le hace bien a nadie, mucho menos a ella en sus pretensiones políticas. En lo personal considero que tomar una actitud “placera” no le ayuda a ningún ser humano y menos cuando se pretende un puesto de elección como el que ella pretende. Ni hablar, cayó en las provocaciones redondita, dio pena ajena.

Quejas y comentarios:


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter:


@AGNVeracruz

Facebook

AgnInfover

Visita www.agninfover.com

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.