La Colío: doblega al periodismo veracruzano

La Colío: doblega al periodismo veracruzano


Luego del controversial despido de la periodista, Verónica Danell del espacio informativo Mega Noticias; las redes sociales se concentraron en hacer público su repudio en contra del gobierno del estado, -mal- administrado por Javier Duarte de Ochoa. El asunto fue un tanto grotesco,luego de la premiación que la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos A.C. (AME) le hiciese el pasado 2 de abril del 2013, acto que cayó como bomba tanto para los periodistas como para los twiteros y facebuceros. Casi de manera simultánea a la noticia del despido de la periodista, la vice gobernadora del palacio –de hierro- de gobierno, María Gina Domínguez Colío, declaró a un rotativo de circulación local,que la versión de la periodista, donde alude fue despedida de la televisora a solicitud del gobierno estatal: es una mentira.

“A ella le consta, jamás ha sido objeto de una observación y menos de un reclamo por lo que difunde (…) Tenemos claro que tiene todo el derecho de expresar su punto de vista sobre lo que sucede en Veracruz, podemos no compartir su percepción pero siempre hemos respetado su libertad de expresión”.

Quienes practicamos este importante ejercicio en Veracruz, sabemos de la incapacidad, tanto de la vocera oficial y del gobernador del estado para digerir las críticas formuladas por parte de los periodistas. Alegan que respetan a los representantes de los diferentes medios de comunicación, como también aseguran no tener ningún tipo de injerencia en las redacciones sobre lo que se publica diariamente, pero la cruda realidad es otra.

Lo cierto es que los “jugosos” convenios económicos concretados –en la mayoría de las veces de saliva- son las causales del “control” ejercido por parte de la directora de Comunicación Social del gobierno del estado. La presión que ejerce sobre la información que diariamente circula en los medios maniatados, es realmente indignante, estos la asumen tan dócilmente cualsiervos son, permitiendo que esta señora –con una larga cola de corrupción- los humille a tal grado, que exija, veje y solicite el despido de algún periodista incómodo, sin considerar a las familias de cada uno de ellos.

Los lectores no son ignorantes, saben en qué medios la información está maniatada. Lo saben qué ni de chiste consultan los hechos noticiosos a través de estos, pues dichas empresas informativas sólo se dedican a publicar boletines y alabanzas para el –mal- gobernante en funciones.

Es importante resaltar que la relación entre los medios de comunicación y el gobierno, se podría considerar válida. Las empresas informativas -como toda negociación- deben de prestar servicios a un número determinado de clientes. La clase política es uno de los grupos que contratan sus servicios, como diversos sectores empresariales veracruzanos. La invalidez de esta relación comercial, radica, que las autoridades erran sobre el tipo de servicio que están adquiriendo y pretende aplicar un control absoluto sobre los medios de comunicación. Piensan que han adquirido la conciencia de los empresarios y sus trabajadores.

Al signar un convenio publicitario, no se percatan que sólo están adquiriendo un espacio para publicar sus actividades, el seguimiento de las mismasa través de un reportero y fotógrafo y la publicación de banners y boletines.El contratista –que en este caso es el político o el gobierno llámese federal, estatal o municipal- pretende con esta actitud, impedir que las empresas informativas con las mantienen un convenio publicitario con su “marca”, no acepten la contratación de su adversarios políticos, es decir, le pega su sellosin considerar las afectaciones inmersas de esta conducta.

Lo de Verónica Danell es parte de las estadísticas. Hasta bien le fue, pues el peor de los escenariospara el gremio periodístico, se ha tenido que soportar los asesinatos de entrañables compañeros y posteriormente soportar la indignación que provocan las autoridades  cuando no reparan ni un momento de tildarlos de narco periodistas, homosexuales o “cascos ligeros” por permitir la entrada de sus amantes delincuentes a sus viviendas.

P.D. El día de ayer el gobierno del estado, es decir, Javier Duarte de Ochoa como para contrarrestar su tonta decisión de haber obligado a la AME a entregarle un inmerecido reconocimiento por su supuesta –des- “protección” al gremio periodístico, presentó ante los medios de comunicación al “presunto” autor material del homicidio perpetrado en contra de la corresponsal de la revista Proceso, Regina Martínez Pérez, el pasado 27 de abril del 2012.

Pregunta, ¿Cuándo dará a conocer el nombre del autor intelectual del artero asesinato?

Sabemos que lo sabe, sólo es que lo dé a conocer. Tenemos la plena seguridad de quien está detenido no es el asesino.

Javier Duarte de Ochoa implementa siempre esta estrategia.

Debemos recordar que tal cual lo hizo cuando se fue de boca con Felipe Calderón Hinojosa, al asegurar que tenía a cinco detenidos cuando la emboscada al ex secretario de Seguridad Pública, Sergio López Esquer, cuando no tenía ni uno sólo.

Su método, fue mandar a sus guaruras integrantes del “Grupo Fiel” a cazar a cuanto cristiano anduviera en la zona para fabricarles pruebas y sentenciarlos por un delito que nunca cometieron.

En ese tiempo, quienes pagaron los platos rotos fueron dos policías intermunicipales, que afortunadamente –por las presiones que su familia- ambos salieron libres. Pero nos preguntamos:

¿Jorge Antonio Hernández Silva, será quien asesinó a Regina Martínez Pérez realmente?

¿Institucionales?

Ser priísta representa sumisión absoluta por parte de su militancia. Una muestra fiel fue la diversidad de interesados por asumir una candidatura que diariamente pasaban por el café de Don Marce. Políticos de carrera y con más tablas que los candidatos impuso el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se quedaron como siempre con un portazo en las narices.

El ex delegado de la Secretaría de Educación Veracruz, Luis Fernando Ruz Bravo ha hecho público su interés de contender por un puesto de elección popular-pese a su carrera  política- Fidel Herrera Beltrán prefirió darle el espacio a la madre de su hija, Carolina Gudiño Corro –claro le tenía que asegurar la chuleta a su progenitora- quien actualmente mantiene el municipio porteño, en zona de guerra.

Afortunadamente para el ex delegado de la SEV, la justicia le ha hecho presa. Se dice que pronto asumirá la delegación regional de Oportunidades en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. También su hijo, Fernando Ruz Barros, se encuentra integrando la planilla de quien pretende asumir la alcaldía de Veracruz, Ramón Poo Gil, abanderado priísta.

Bien por ambos, esperemos pronto conocer los espacios que le otorgarán a todos los “suspirantes” priístas, que como siempre se quedaron con un palmo de narices.

Quejas y comentarios:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter:
@AGNVeracruz

Facebook
AgnInfover

Visita www.agninfover.com

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.