JDO y su arbitraria Vicegobernadora

JDO y su arbitraria Vicegobernadora


No es absurdo considerar, que luego que el rotativo Notiver –posterior a la crítica que le hicieran en las redes de sociales sobre su tibieza para responder por sus periodistas muertos- se deslindara de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos A.C. mostrando su postura de rechazo a través de una “ACLARACIÓN” publicada en el número del día de ayer. Le pondremos amable lector la redacción literal que hizo el rotativo, en el cual, mostró su postura en contra del gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa y su galardón: Por respeto a nuestros compañeros asesinados a sus familias y a nuestros lectores, a los compañeros que han tenido que salir del país y a los que día a día son agredidos por el inútil e incapaz gobierno del estado que encabeza el Pre Miado Duarte y su fábrica de embutes les aclaramos NOTIVER es miembro de la Apa Ama, y hasta de la Fifa desde hace 25 años, pero no participa en concursos ni da, ni quita ni recibe premios, por eso sentimos una enorme verguenza por el ajena pero verguenza por el uso de nuestro nombre en la AMPA que Pre-mio a Duarte el pasado lunes, a la verguenza agregamos indignación: todos los que hacemos NOTIVER pedimos que nos borren de esa lista de mercachifles y no vuelvan a usar nuestros nombres, nuestro dolor y nuestra rabia para sus repugnantes propósitos… Así o más claro?... Amen.

Lo curioso de este asunto, que mientras dicha asociación premia al ejecutivo estatal por su supuesta protección al gremio periodístico; en la otra cara de la moneda, el extraño hackeo de la página WEB del periódico Notiver, se da casi de manera inmediata a la publicación de repudio en contra del gobierno de estado. También, extrañamente el periódico desapareció de los estanquillos a temprana hora, sospechando que Gina Domínguez, para impedir el escarnio social, los decomisó –como usualmente lo hace con números de la revista Proceso- con la esperanza de que nadie leyera el mensaje enviado por parte del gallego, Alfonso Salses.

Ridículo resulta el galardón, cuando todos los que llevamos a cabo el periodismo en el estado, sabemos de la incapacidad del ejecutivo estatal para digerir las críticas y de la presión que la Vicegobernadora, María Gina Domínguez Colío ejerce en los medios de comunicación.

Existen historias urbanas de cómo, la directora de Comunicación Social y vocera de Javier Duarte de Ochoa, habla continuamente a las redacciones de las empresas informativas para que bajen una publicación incomoda o de plano, dictarles literalmente la forma de cómo debe de ser redactada. Estrategia que en su momento, absolutamente todos quienes nos dedicamos a este loable ejercicio, hemos sido víctimas.

Es una constante falta de respeto,el que continuamente realiza el Cordobés en contra de la libertad de expresión. Por ello, su premio inmerecido produjo un gran descontento por parte de todos aquellos periodistas que de una manera u otra, han sido agredidos por parte del gobierno estatal.

Existen muchas formas de agredir al gremio periodístico, señor gobernador. Usted y quienes llevamos una prensa sin sesgo informativo –es decir, quienes no somos controlados por su directora de prensa, Gina Domínguez- lo sabemos al dedillo. Los periodistas críticos a su gobierno, son literalmente marginados por parte de sus áreas de Comunicación Social, para impedir el desarrollo de su trabajo.

Gina Domínguez Colío y Monserrat Castillo –directora y encargada de las oficinas de Comunicación Social- mantienen un bloqueo literal en contra de los periodistas incomodos. Un reportero crítico, tiene que buscar las mil y una formas para poder cubrir las actividades controladas por el gobierno estatal a través de acreditaciones de prensa, las cuales son emitidas por dichas responsables. Ahora dígame usted señor gobernador:

¿De que respeto hacia los medios de comunicación se refiere?

Sea crítico, y analice:

¿Merece ese premio emitido por dicha Asociación?

Resulta ridículo y un esfuerzo realmente infructuoso, intentar controlar a todos los medios de comunicación existentes en el estado. Los gobiernos –ya sea federal, estatal y/o municipal- gastan millonarias sumas de dinero, al intentar impedir que una información adversa sea publicada. En verdad que da mucha pena y hasta inocentes se ven, siendo que se creen muy listos y capacitados.

Actualmente –afortunadamente para los lectores críticos- existen muchas formas de leer información  crítica, el internet es una de ellas. Las autoridades siguen sin comprender el boom que los portales mantienen actualmente y no se percatan, que la circulación de estos es realmente sorprendente. Una noticia emitida en la WEB, puede ser vista sin problema en cualquier parte del mundo.

Cada día –señor gobernador y señora Gina Domínguez, para que lo comprendan- el internet es un recurso que es utilizado por millones de personas. Las redes sociales, señores, es otro dolor de cabeza que jamás van a lograr controlar, pues intentarán encarcelar a unos cuantos que digan algo inapropiado de su gobierno, pero no tendrán las cárceles suficientes como para poder “atrapar” a todos.

Pueden hackear a un medio de comunicación, pero no pueden callar a todos. Mejor hagan las cosas bien y pónganse a trabajar -que para eso les pagan los veracruzanos- para que nadie los critiquen, los cuestionen o los evidencien.

P.D. Estos son los medios de comunicación que se encuentran integrados a la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos A.C.:
El Dictamen, El Mundo de Córdoba, El Mundo de Orizaba, La Opinión, Imagen de Veracruz, Notiver y AZ de Xalapa.

Quejas y comentarios:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter.
@AGNVeracruz

Facebook
AgnInfover

Visita www.agninfover.com

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.