PÍRRICA MINORÍA

PÍRRICA MINORÍA

Han pasado más de cinco meses desde la toma de posesión del Presidente Andrés López Obrador, en este tiempo se han distinguido varios momentos de una nueva forma de gobierno que van desde recorrer todos los estados del país, hasta presentarse todos los días a las 7 am frente a la prensa nacional e internacional permitiendo preguntas directas y sin filtro. Desde luego hay otros más, como fijarse una meta tremenda: cambiar la historia de este país.

En este tiempo, todos hemos visto los intentos de una minoría por querer dañar la imagen del Presidente, cuestionando el más mínimo de sus actos. Y es que los anuncios que hizo López Obrador desde el inicio de su administración movieron los intereses de más de uno; el más importante fue sin duda el relacionado con los recursos que se entregaban a los medios de comunicación, desde la Presidencia de la República.

El acto más reciente fue el del pasado 5 de mayo, cuando un grupo de mexicanos se manifestaron contra el gobierno de Andrés Manuel. Es gratificante observar como un grupo de ciudadanos se manifiesta. En un país de libertades es la mejor forma de constatarlo. Pueden ser una minoría pírrica, locuaz, desinformada, manipulada y patrocinada pero manifestarse es su derecho. Ese es quizá un logro relevante del gobierno de la 4T.

Aunque en esta segunda manifestación fueron más los asistentes, siguen siendo pocos en relación a la cantidad de mexicanos que por mucho tiempo protestaron contra las políticas neoliberales de los gobiernos priístas y panistas; los que lo hicieron contra los desaparecidos, contra los feminicidios, contra la política calderonista que le declaró irracionalmente la guerra al narco.

Es gracioso ver como una manifestación que exige respeto termina insultando a quienes votaron por quien ocupa la Presidencia; cómico es también observar como el expanista secretario del trabajo y hoy promotor del priísmo poblano: Javier Lozano, tuiteó fotos de una manifestación de años atrás para ilustrar –según él– lo concurrido de la manifestación del pasado domingo. Parecía irresistible no responder a los grupos de chat que hablaban de cientos de miles de manifestantes que repudiaban a la política del gobierno actual, cuando los medios daban cuenta de la real asistencia a dicha manifestación.

Es de celebrarse que la oposición se manifieste y fije postura, pero esa mezcla de panismo ultraconservador y priísmo trasnochado, no tiene mucho futuro. Sobre todo si se piensa que algunos perredistas en la orfandad se han sumado a la crítica y forman parte de esa “oposición”. Esta oposición, celebra el triunfo de la manifestación del domingo pasado, pero en la práctica no tiene futuro, pues no tiene agenda de país, está ideológicamente huérfana, carece de estructura organizacional, los une más el odio por el Presidente que los intereses por construir un mejor país.

En fin, es muy poca oposición para el tamaño de Presidente que tenemos, son muy grandes necesidades que vive el México y merece una oposición seria, propositiva, capaz y no un conjunto de violentos verbales que desconozcan la realidad del país. Quizá por eso fueron derrotados el 1 de julio del año pasado, porque no entendieron la realidad.

Hay que entender que algunos seguirán publicando en sus medios, posturas de añoranza al pasado, seguiremos viendo titulares que ataquen al Presidente López Obrador, observaremos portadas de semanarios tipo alarma. Seguirá la mezquina crítica de café, el beligerante comentario de Twitter, la desinformada publicación de Facebook, el resentido comentario en WhatsApp. Pero tendrán que entender que aún no llegamos a los seis meses y son seis años de este gobierno, hago votos porque en este tiempo se construya una oposición seria e ilustrada.

Por hoy es todo, nos leemos la próxima. Carpe diem.

@iusfilosofo

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.