Nuevos tiempos…viejos modos

Nuevos tiempos…viejos modos

Su recurrente sueño ‘posmoderno’ consistía en imponer una Encomienda global

La información publicada por The New York Times el día de ayer, en el sentido de que el gobierno del presidente Peña Nieto habría espiado a periodistas y activistas sociales incómodos, confirma que la actual administración del tricolor aplica una fallida restauración del viejo sistema.

Decimos fallida, porque todas las maniobras propias del antiguo estilo de hacer las cosas son descubiertas, se busca practicar una ‘presidencia imperial’ sin tener las condiciones históricas para hacerlo.

Por donde se le busque, la ciudadanía ha desarrollado formas de comunicación y supervisión, que evidencian al sistema priista (y sus clones en otros partidos), en sus intentonas para conservar el poder con las tretas implementadas durante la llamada ‘dictadura perfecta’. No hay forma de legitimar la transa, aunque legalmente se impongan asuntos con las supuestas victorias electorales logradas con base en chanchullos.

Los recientes procesos comiciales, la imposición de funcionarios inexpertos como el caso de Paloma Merodio en el INEGI, el retroceso en el tema de la transparencia gubernamental, la corrupción acuciante y lo denunciado por el NYT, son, entre otras cosas, una muestra fehaciente del restablecimiento autoritario impulsado por el grupo Atlacomulco.

En descargo de la militancia del otrora partidazo, habrá que apuntar que se han dado expresiones públicas de connotados priistas, criticando los desfiguros políticos del Tlatoani.

En fin, se acaba el sexenio y dejan claro que nunca aprendieron que México es más complejo, en su composición social, que el valle de Toluca…¡joder!

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos