Crítica periodística y conflicto de interés

Crítica periodística y conflicto de interés

Lo malo no es que le guste bailar, sino que lo haga al ritmo de sus adversarios

Esta semana, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, ha sido blanco de sendos comentarios negativos en la prensa de la CDMX, concretamente en El Financiero, en cuyas páginas Pablo Hiriart y Lourdes Mendoza, columnistas estrellas del rotativo, le dieron severas tundas.

El hecho de que sus errores trasciendan al altiplano, implica un golpe en la línea de flotación de Cuitláhuac, no obstante, hubo un evidente conflicto de interés. Veamos.

Simultáneamente a los periodicazos, el secretario estatal de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez, acudió a la Fiscalía General de la República para hacer una denuncia por un supuesto fraude en el caso de la cámaras de vigilancia, en la cual señala al ex gobernador Miguel Ángel Yunes y a su ex colaborador Jaime Téllez como presuntos responsables, además de a la empresa Comtelsat, contratada para la instalación de los aparatos.

El meollo del asunto, radica en que Comtelsat es propiedad de Manuel Arroyo Rodríguez, quien también es dueño de El Financiero.

Así las cosas, los periodistas parecen responder a una consigna, lo que los deja mal parados, aunque tengan razón en sus dichos. Luego que no se quejen cuando AMLO habla de la ‘prensa fifí’, lo malo es que, astuto, generaliza para descalificar la libertad de expresión.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.