El impresentable ‘jefe Diego’

El impresentable ‘jefe Diego’

No es lo mismo conectar el cerebro con la lengua que el dicho con el hecho

De impetuosa oratoria, Diego Fernández de Cevallos es un político controversial, abogado de poderosos y también ha sido acusado de hacer dinero gracias a sus relaciones políticas.

En realidad, esto último no está prohibido de manera expresa, la permisividad de las leyes mexicanas prohíja que los millonarios cada día lo sean más. Slim Helú o Salinas Pliego, son un ejemplo fehaciente de la pervertida relación entre el gobierno y el poder económico.

En este sentido, el panista siempre se defendió aduciendo que no violó ningún estamento para acrecentar su fortuna, si compraba terrenos a precios de remate o ganaba casos en la SCJN, pretendía hacernos creer que era merced a sus habilidades profesionales.

No obstante, que Alejandro Ochoa Valencia, alcalde de del ayuntamiento de Colón, Querétaro, haya dicho que don Diego debe 984 millones de pesos de predial (con multas y recargos), por sus propiedades en la demarcación, lo retratan de cuerpo entero.

Si desde 1993 dejó de pagar el tributo, era porque se creía con las suficientes influencias para no hacerlo, es un evasor del fisco por ‘sus pistolas’, un delincuente reiterado que con esto, pierde toda autoridad moral para criticar hasta a Sarita, la hija de José José.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.