La senilidad de la senadora

La senilidad de la senadora

La verdadera transformación empezaría por erradicar la retórica priista

El adjetivo del título es justo, porque no hay otra forma de explicar los dichos de la senadora Gloria Sánchez Hernández, cuando afirma que en lo referente a la crisis por la epidemia de dengue ‘no hay una sola causa ni un solo responsable’ y atribuye el fenómeno a cuestiones ‘físicas, meteorológicas e higiénicas’.

El problema con el pago y despido de los vectores (fumigadores), es un tema que se ha venido ventilando a lo largo del año además, estos trabajadores han denunciado que no cuentan con el suficiente insecticida, por lo tanto, no han sido circunstancias impredecibles, sino una clara falla administrativa.

La señora Sánchez ha sido una respetada luchadora social, combatió la injusticia junto al gran Heberto Castillo, por ello, sus declaraciones son una falta de respeto a la ciudadanía.

La legisladora se confunde y considera que con sus aseveraciones, ayuda al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, pero no, no es así la cosa, su obligación es decir la verdad y con esto contribuir a que el estado de la entidad mejore.

No olvidemos las palabras de José Martí: “el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber”. Sea responsable Gloria, haga crítica constructiva.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.