No hay interlocución

No hay interlocución

No entienden que no es lo mismo meter la pata que recurrir a las muletillas

No hay que ser un súper analista para entender que los más acuciantes problemas que padece el estado de Veracruz tienen origen estructural. La pobreza, el analfabetismo, la inseguridad y lo que gusten sumar, no surgieron en el gobierno de Cuitláhuac Jiménez.

Sin embargo, lo que sí es responsabilidad de la actual administración, es resolver las demandas apremiantes como son mantener la gobernabilidad, disminuir la inseguridad, proveer medicamentos, garantizar la movilidad, activar lo protocolos de protección civil y, sobre todo, no aventar pirotecnia a las multitudes.

Si estos asuntos no son atendidos para mantener un funcionamiento más o menos normal, es lógico (de primer año dirían los clásicos), que la ciudadanía se inconforme y proteste.

¿Qué esperar de un grupo de madres con sus hijos enfermos de cáncer que no son atendidos? Pues lo obvio, que se encabronen, debido a que deben sumar a la tragedia de un hijo enfermo la insensibilidad de la autoridades que, además, se molestan, como fue el caso de Eric Cisneros, quien señaló que no se arreglan las cosas ‘generando protestas’.

Señores de la 4T jarocha, tomen un curso por correspondencia (en línea es mucho pedir), para que les expliquen que de lo que se trata es de hacer política...política y más política.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.