No se enreden ¡es el liderazgo!

No se enreden ¡es el liderazgo!

¿Juárez o Monroe?: a cada quien su doctrina según sus necesidades...electorales

Por un lado, el presidente López Obrador, dice que no andará de ‘afanosito’, como antes, con ningún gobierno extranjero, por el otro, el canciller Marcelo Ebrard, señala que quienes quieran ver un pleito con Estados Unidos, se van a quedar con las ganas.

Como es costumbre, en los hombres de poder, ambos comentarios son ambiguos.

Insistiremos hasta el cansancio: que la 4T no reconozca el triunfo, con sentido de la oportunidad, de Joe Biden, no es el fin del mundo, pero, desde luego, marca distancia con el futuro mandatario estadounidense.

Durante la ‘crisis de los balseros’, en 1994, fue Carlos Salinas de Gortari, quien destrabó el asunto. Refiere Felipe Pérez Roque: “Desde la perspectiva de Cuba, el presidente Salinas, durante su mandato, trató a Cuba con respeto y fue protagonista de algunos momentos importantes para Cuba, en las relaciones con Estados Unidos”.

También, durante el mandato del innombrable, se firmó, en 1992, el Acuerdo de Paz para El Salvador, en el Castillo de Chapultepec.

Los dos eventos, por no citar otros más, significan una cuestión: liderazgo de México en la región y, por lo tanto, interlocución válida con los vecinos del norte y Europa.

Por ello, cuando AMLO renuncia, por desconocimiento, a tener una Política Exterior activa, el país es relegado y otras naciones latinoamericanas, ocuparán el espacio, eso es todo. No se trata de ser afanosito o andar de busca pleitos. ¡Joder!

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos