Vicente Fox el promotor involuntario

Vicente Fox el promotor involuntario

Chachalaca en proceso electoral fase superior del chivo en cristalería

Cuando en la parte final de su administración, alguien recomendó a Vicente Fox, iniciar un proceso de desafuero contra Andrés Manuel López Obrador, lo único que logró, fue catapultar la imagen de su adversario, además, aparte de hacerlo más famoso lo victimizó, mejor imposible para el tabasqueño.

Sin duda, Fox fue un candidato proverbial, su carisma y desenfadado modo de expresarse, le ganaron millones de simpatizantes, lo cual, sumado al hartazgo social a causa del PRI-gobierno, le permitió ser el primer presidente de la oposición.

No obstante, en algún momento posterior al 2000, perdimos al disruptivo personaje, sirénidos cantos acabaron con su ranchera espontaneidad, para dar lugar a un mandatario acartonado, que no tuvo la templanza suficiente ante el poder que otorga la presidencia imperial. Así pues, se volvió tibio: ni poderoso Tlatoani, ni alternativa democrática.

Con el tiempo, el guanajuatense se desdibujó por completo y su gobierno, es recordado por las tropelías de los hijos de la señora Martha y un rosario de penosas anécdotas, que le dan un lugar preponderante en la historia, pero, de la tragicomedia.

Como ex mandatario, rompió con la regla no escrita del voto de silencio y, en ese sentido, ha utilizado sus redes sociales para dar rienda suelta a su inagotable procacidad.

Sí cometió violencia en razón de género contra Mariana Rodríguez, lamentable, sin embargo, provocó que la señora fuera tendencia en las redes sociales por varios días, por lo tanto, le salió el tiro al revés. Lo dicho, es un publirrelacionista inconsciente, se ‘mata’ solo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.

Salud

Más Artículos