El silencio convenenciero de Los Callejas

El silencio convenenciero de Los Callejas

 

Trascendió que horas antes de que detuvieran a la maestra Elba Esther Gordillo, los líderes sindicales del magisterio recibieron una llamada telefónica por parte del secretario de Gobernación; la consigna era guardar silencio, no decir nada para que no se procediera contra los rebeldes. Gobernación tenía de cada estado, de cada líder, documentos que podía utilizar para proceder en contra de quien apoyara a la lideresa vitalicia del SNTE. Por ello, traidores, sumisos, los líderes guardaron silencio. Veracruz no fue la excepción.

Y es que meses antes, durante la campaña de Enrique Peña Nieto, el líder moral de los maestros veracruzanos, Juan Nicolás Callejas Arroyo se había comprometido con el entonces candidato. Había logrado que el 15 de mayo, Día del Maestro, el candidato acudiera a Misantla para que 15 mil maestros le mostraran su apoyo. En esa ocasión Callejas Arroyo le dijo al candidato: “Cuando esté en la silla presidencial, acuérdese de nosotros los maestros y ojalá que tengamos salarios dignos y seguridad social”. Sí, Peña Nieto se acordó de los maestros, pero no para nada bueno.

En estos días en que miles de maestros de varias ciudades veracruzanas han salido a las calles a protestar en contra de la mal llamada “Reforma Educativa”, los Callejas, Juan Nicolás y Juan “King” (como se pone en Facebook) han guardado un convenenciero silencio. Y no se crea que ese silencio sea por el compromiso que estos líderes magisteriales tengan con Peña Nieto; ellos tienen muy presente el ejemplo de la maestra, quien en un solo día, como ídolo con pies de barro, fue derribada.

Los Callejas tienen mucho que perder si se ponen del lado de los maestros.

Según versiones periodísticas que no han sido desmentidas, Juan Nicolás Callejas ha acumulado una gran cantidad de bienes al amparo de su liderazgo magisterial. Según Luis Velázquez Rivera, en su blog Expediente.mx, callejas Arroyo posee dos ranchos en Las Choapas, a uno lo llamó “El gallo” y al otro “Tancochapa”. En la zona norte, el mismo periodista refiere que Callejas padre tiene un rancho en la zona de Cazones, “El sapo”, llamado así porque de poco en poco, comprando terrenos adyacentes, lo ha ido inflando.

Tomando el ejemplo del padre, el junior, actual líder de la sección 32 del SNTE, ha empezado a acumular casas. Las tiene por la zona de Las Ánimas, en La Marquesa, en Carrizal, donde tiene una pista para cuatrimotos, en Las Trancas y en Banderilla, donde guarda sus camionetas importadas.

Una de esas camionetas importadas es una Jeep Wrangler Unlimited Rubicon, negra, modelo 2012, con placas YJV-95-40, cuyo costó en el mercado es de casi 600 mil pesos.

Todavía se recuerda al joven maestro Callejas de la Técnica 128, que manejaba un “vochito” rojo, de modelo atrasado. Después pasó a un auto Chevy, luego, cuando el padre lo colocó en puestos de autoridad llegó a tener una Ford Lobo, y ya como encargado de secundarias técnicas en el sindicato, se compró entre otros autos, una Jeep Liberty.

Si el sueldo de Juan “King” Callejas Roldán, líder de la sección 32 del SNTE es de 16 mil 240.96 pesos quincenales, según su cheque de pago con número de notificación 4118012, con fecha del 30 de junio de 2011, a lo que habría que restar casi tres mil pesos por pensión alimenticia, y otras deducciones, quedando sólo de 8 mil 727.29 pesos, ¿cómo es que puede comprarse una camioneta importada, de edición limitada (sólo se fabricaron 40 y a él le tocó la número 40) cuyo valor en el mercado es de más de 550 mil pesos?

Para poder pagar solamente la camioneta el líder sindical hubiera tenido que ahorrar 63 de sus quincenas, es decir más de dos años y medio sólo para esa camioneta, sin contar las otras que posee, sin contar las casas en fraccionamientos exclusivos, sin contar gastos familiares.

Aunque esos gastos familiares bien pudieran subvencionarse si se cargan a la cuenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, con RFC 4402167UA. Por ello si a los hijos o amigos del líder magisterial se les antoja una pizza, digamos del Italianni’s, o porque no, una cena completa de 1 mil 097 pesos, como la que se consumió en ese restaurante el día 9 de abril de 2012, sólo bastaría mostrar ese RFC y como en esa ocasión, las cuotas de los maestros pagarían automáticamente ese consumo.

Pero son más las cosas que perderían los Callejas si se ponen del lado de los maestros. Perderían las cuotas sindicales, el poder que tienen para otorgar dobles plazas a sus amigos y familiares, el poder para comisionar a todo su “Equipo Político”, para hacer favores a los miembros del “Equipo Político”, los cuales obtienen jugosas jubilaciones, los Callejas perderían incluso los puestos políticos, cabe señalar que el padre será el nuevo líder del Congreso local.

Sobre esto último ya muchos están cuestionando la pertinencia de que el envejecido líder, quien no ha podido frenar las manifestaciones de los maestros, llegue a ser el que encabece el Congreso; si no puede con sus agremiados, cómo podrá con la Cámara de Diputados en Veracruz.

Por eso los Callejas guardan silencio, por eso cuando hablan acusan a los maestros de ocultar motivos políticos, por eso ni se presentaron en la guardia de honor en el monumento a Miguel Hidalgo, porque prefieren ese silencio convenenciero.

Mientras, los maestros siguen en pie de lucha, obligando a que el gobernador Duarte, salga a dar la cara por ellos.

Armando Ortiz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.