Surge controversia por efectividad de medicamento contra la influenza

Surge controversia por efectividad de medicamento contra la influenza

 

 

LONDRES, 10 de abril (Al Momento Noticias).- Mientras investigadores independientes del  Reino Unido afirmaron que el medicamento utilizado contra la influenza, Tamiflu,  tiene poca efectividad, el director médico del laboratorio que lo produce Roche, Daniel Thurley, se mostró en desacuerdo con esa conclusión.

Los investigadores del Cochrane Collaboration, entidad sin fines de lucro con colaboradores en 120 países, afirmaron que “no hay buena evidencia” de que el Tamiflu reduzca los contagios o las complicaciones causadas por la influenza, indicó un reporte de la BBC.

Tras obtener los datos sobre la efectividad y efectos secundarios del medicamento, reconocieron que ayuda a aliviar los síntomas, pero con una acción que puede ser lograda con otras sustancias.

Sin embargo, el directivo del laboratorio Daniel Thurley apoyó la efectividad de la sustancia en los mecanismos aleatorios de control, cuyos resultados son compartidos con las autoridades reguladoras en 100 países y que aprobaron el Tamiflu para tratamiento y prevención de la influenza.

Reservas de ese antiviral fueron acumuladas en Reino Unido desde 2006 cuando se esperaba una epidemia de influenza aviar que podría haber tenido consecuencias mortales en unas 750 mil personas en ese país, y similar medida fue tomada en otras naciones. Ese fármaco fue también prescrito con amplitud durante el brote de influenza porcina en 2009, recordó la BBC.

El departamento británico de Salud ha invertido 700 millones de dólares en ese antiviral, y a la fecha existen suficientes dosis almacenadas para el tratamiento de más de la mitad de la población británica.

Craig Heneghan, médico de Cochrane Collaboration, destacó que el fármaco tiene efectos secundarios como náuseas, vómitos, eventos psiquiátricos y problemas renales. En declaraciones a Sky News, dijo que no se debe utilizar en una pandemia.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cuya Asamblea General Cochrane Collaboration tiene un asiento desde enero de 2011, dio la bienvenida al estudio .

AMN.MX/bbf