Beber un vaso de agua en ayunas, la mejor manera de empezar el día

Beber un vaso de agua en ayunas, la mejor manera de empezar el día

 

Consumir un vaso de agua en ayunas es una buena manera de comenzar el día activando el metabolismo.

El agua de limón caliente combina poderosos agentes que mejoran las posibilidades de quemar grasa y perder peso: la potente vitamina C y antioxidantes de limón y la capacidad de mejorar la digestión.

Por otra parte, el consumo de agua tibia poco a poco va a aumentar el calor corporal, lo que permite un ligero aumento de la termogénesis, el proceso de su cuerpo utiliza para quemar las calorías de los alimentos que comes, de acuerdo con el portal de Mindbodygreen.

También te ayudará con el dolor, la incomodidad e inflamaciónasociada con el estreñimiento. Por lo cual, beber una taza de agua tibia con limón en la mañana, durante un mes, puede alterar radicalmente la experiencia del día y mejorar tu salud digestiva y en general.

Gracias a sus propiedades, los síntomas de indigestión, flatulencia y eructos se sienten aliviados. Al beber el jugo de limón con regularidad, ayuda a que los intestinos eliminen los residuos de manera más eficiente, por lo que alivia el estreñimiento y ayuda a pasar las heces más blandas.

Recuerda que aunque el agua caliente con limón ayuda a preparar mejor tu cuerpo para bajar de peso, no sustituye a una alimentación balanceada ni al ejercicio. Lo ideal es aprovechar sus beneficios e integrar esta vista natural como un hábito sano en tu vida.

Es importante que no uses un horno de microondas o el jugo de limón pasteurizado de una botella (zumos procesados) debido a que pierde sus propiedades.

Beneficios:

Hidrata. Al despertar nuestro cuerpo se encuentra en cierto estado de deshidratación pues  lleva toda la noche (de entre 5 a 8 horas en promedio) sin beber ni una gota de agua, el líquido vital para que realice sus funciones. Para arrancar el día y sentirte lleno de energía, nada mejor como darle la gasolina vital a nuestro cuerpo: agua.
Ayuda a balancear el pH. Aunque el limón tiene un sabor ácido, tiene un efecto alcalino en el cuerpo.   Un ambienta ácido genera un medio propicio para el desarrollo de enfermedades, la acidez se forma principalmente al llevar una alimentación con exceso de alcohol, café, harinas refinadas, azúcares, aditivos sintéticos, embutidos, carnes frías y carnes rojas. El agua tibia con limón ayuda a alcalinizar el cuerpo y lograr un balance en el pH.
Ayuda a limpiar el tracto digestivo. Así como nos lavamos el cuerpo por fuera al enjuagarnos la cara o bañarnos, así debemos lavarnos por dentro, y esta bebida ayuda a eliminar toxinas y deshechos naturalmente.
Activa el sistema digestivo. El agua tibia estimula la peristalsis, contracciones musculares del las paredes del intestino que promueve un correcto tránsito.
Actúa como un diurético sutil. Limpiando el sistema urinario.
Hidrata y limpia el sistema linfático. Favoreciendo a largo plazo una piel hidratada y limpia.
Receta:

1 taza de agua tibia
El jugo de 1/2 o hasta un limón
Consejos:

No bebas el agua caliente pues las temperaturas extremas irritan el tracto digestivo.
No endulces.
Te recomiendo una noche antes, vaciar agua caliente en un termo y taparlo.  A la mañana siguiente tendrás agua tibiecita lista para que le exprimas el jugo de limón y así te ahorras tiempo en calentarla
Importante: para obtener estos beneficios es importante ser constante, no es un producto milagroso, y tampoco es el remedio mágico para una mala alimentación.

AMN.MX/anp