Piden a diputados amplio apoyo a la modernización del IEPS en bebidas alcohólicas

Piden a diputados amplio apoyo a la modernización del IEPS en bebidas alcohólicas

CIUDAD DE MÉXICO.- En el marco del Parlamento Abierto de Análisis al Paquete Económico 2022 realizado en la Cámara de Diputados, a los productores de mezcal, tequila, cerveceros artesanales, distribuidores, se sumaron expertos fiscales y académicos, para solicitar que se modernice el IEPS a bebidas alcohólicas por grados de alcohol (modelo Ad Quantum) y no por el costo de producción (modelo Ad Valorem), como sucede en la actualidad.

Ante diputados de distintos partidos políticos, una amplia mayoría de los participantes que dieron su punto de vista, expresaron que la modernización del impuesto generaría una mayor recaudación de impuestos, combate a la evasión fiscal, apoyo al campo mexicano, desalentaría el consumo explosivo del alcohol, y lograría un piso parejo en el pago de impuestos entre todas las categorías de bebidas alcohólicas.

Para el Profesor Investigador del CIDE, Rubén Irvin Rojas, un ajuste a un esquema Ad Quantum es una medida que va a en un sentido de poner piso parejo a la tributación: “actualmente un Tequila de 100 pesos paga un impuesto distinto en términos Ad Valorem a lo que paga un Tequila más caro, a pesar de que tengan misma cantidad de alcohol, solo porque el segundo tiene una mejor calidad, [por lo que] pasar al sistema Ad Quantum permite que las empresas que producen bebidas de calidad compitan en mejores condiciones”, ejemplificó.

Bianca López, representante de la Universidad Autónoma de Baja California opinó que no se requieren nuevos impuestos para aumentar la recaudación, sino hacer más eficiente la forma de recaudarlos, lo que es “más barato que crear nuevos impuestos, y esto se puede lograr mediante la modernización del IEPS en bebidas alcohólicas”, expuso.

En su exposición, Manuel Lecuanda, Director de Investigación del Centro de Investigación del Noroeste – CETIS Universidad, indicó que hoy el noroeste es uno de los principales motores del país, por eso se deben tomar en cuenta las necesidades económicas de la región; ejemplo claro de ello, dijo, es la actualización y modernización del IEPS “que puede atender la desigualdad regional y fomentar el crecimiento de industrias en crecimiento, como en Baja California sucede con la industria vinícola”.

Eduardo Alberto Durazo, Coordinador de la Maestría en Administración de Negocios de CETIS Universidad, apuntó que desde la academia otro factor a considerar es la relación que tiene una industria como la vitivinícola con las industrias culturales y creativas que en América Latina representa el 2.2% del PIB regional. “Modernizar el IEPS donde se vea impulsada una industria como la del vino mexicano, traería el desarrollo a las industrias culturales como puede ser el impulso a la gastronomía y el turismo”.

Eunice Rendón, Directora General de Agenda Migrante, consideró que la visión social tiene que prevalecer sobre cualquier interés, en razón de eso la política fiscal debe cumplir con el objetivo de reducir el consumo nocivo de productos, especialmente en niños y adolescentes. “Hoy los aguardientes se presentan como destilados de agave cuando son derivados de caña con etanol, por eso la Organización Mundial de la Salud propone un esquema más eficiente como el Ad Quantum para erradicar el consumo de estas bebidas en las personas más jóvenes”.

Alfonso Mojica Navarro, Director General de la Cámara de la Industria Tequilera, mencionó el desfase de impuestos que existe entre otros países y el caso de México, al haber solo cuatro naciones integrantes de la OCDE que tributan con el sistema de Ad Valorem:

“Como uno de los sectores icónicos de nuestro país que brindó a México su primera denominación de origen en 1984 es necesario realizar una actualización al régimen fiscal actual aplicable a bebidas alcohólicas en México, ya que el esquema actual no guarda relación con la evolución ni el tamaño del mercado en nuestro país, tiene un efecto negativo y de estancamiento tanto para la hacienda pública como para los consumidores”, sostuvo.

Diego Robles Gil, representante de Tequila Milagro, pidió observar el deterioro del consumo de bebidas alcohólicas en el país ya que hoy los menores de edad consumen más bebidas alcohólicas, y en general las personas con poco dinero pueden comprar bebidas con alto contenido de alcohol, muchas de ellas provenientes del mercado informal “el cual se calcula en más del 42.5%, lo que el sistema actual no ayuda a combatir”.

Jorge Vera, representante del Clúster del Mezcal Oaxaca, expuso que el sistema actual favorece bebidas de mala calidad en detrimento de las bebidas artesanales y con denominación de origen que generan un empleo importante en México: “En el caso del mezcal más de 100 mil familias vivimos de esto y no tenemos un piso parejo donde nuestra industria pueda competir [por lo que se necesita] un cambio en el sistema impositivo que tase lo que se consume de alcohol, además de que disminuiría la tramitología para que el SAT cobre de manera más eficiente los impuestos”, dijo.

Para Javier Iñaki Landáburu, a nombre de la Asociación Nacional de Distribuidores de Vinos y Licores (ANDIVYL), así como de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM), señaló que este sector encuentra coincidencias con los integrantes de los partidos políticos que componen la Comisión de Hacienda y Crédito Público quienes expusieron estar a favor del combate a la evasión fiscal: “Nosotros recibimos 930 productos de bebidas alcohólicas que nos facturan, de las cuales, poco más de 300 son las registradas y que pagan impuestos; con el ajuste del IEPS a un impuesto a primera mano [se lograría] que el SAT no tenga que perseguir a miles de tiendas, distribuidores, mayoristas, de las bebidas alcohólicas, [es decir] se tendría que enfocar a estos 930 que facturan, y sería mucho más rápido, eficaz, y se lograría una simplificación administrativa que al SAT le daría mayores ingresos”.

Matías Vera, representante de las Asociaciones de Cerveceros de México (ACERMEX) y a nombre de la cerveza artesanal, calificó de injusto el esquema Ad Valorem donde se graba el costo del precio de producción, ya que, al igual que la cerveza industrializada, la cerveza artesanal contiene el mismo porcentaje de alcohol:

“Mientras una cerveza industrial de 355ml tiene un precio público promedio de $12.50 pesos, de los cuales $2.25 pesos serían IEPS, la misma presentación artesanal cuesta $35.00 pesos, de los cuales, $2.50 pesos serían del IEPS; es decir, la cerveza artesanal genera la misma externalidad pero paga aproximadamente tres veces más del IEPS. Una modernización del IEPS pondría el piso parejo en la industria cervecera y apoyaría el desarrollo de productores mexicanos de cerveza artesanal que hoy están en total desventaja ante grandes empresas extranjeras. Con el esquema Ad Valorem del IEPS la cerveza industrializada extranjera gana, pero la mexicana artesanal pierde”, sostuvo.

Por su parte, José de Lucas, Representante de la Asociación de Importadores de Alimentos y Bebidas indicó que “hoy en Moderniza IEPS lo integramos cada vez más miembros de la industria, y no entendemos ni tenemos claro por qué la cerveza industrial se sigue oponiendo al sistema Ad Quantum, pero al oponerse ellos, los que ganan son las bebidas de baja calidad y bajo precio, y esa categoría es la que sigue creciendo”
AM.MX/fm