La posible expansión de la OTAN tensa la relación entre Moscú y Occidente

La posible expansión de la OTAN tensa la relación entre Moscú y Occidente

Finlandia decidirá en pocos días su adhesión a la OTAN. El secretario de Estado de EEUU viaja a Europa para abordar la contienda. Mientras, en Ucrania, ha comenzado el primer juicio a un soldado ruso por crímenes de guerra. 

La posible expansión de la OTAN será el foco de las conversaciones el sábado, cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se dirija a Berlín para una reunión informal de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN. 

El presidente finlandés, Sauli Niinisto, y la primera ministra, Sanna Marin, expresaron esta semana su aprobación para unirse a la alianza, una medida que desembocaría en un importante cambio de política para los países escandinavos y que surge en respuesta a la invasión rusa de Ucrania. 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo el viernes que su país no apoyará el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN, citando su apoyo a lo que Turquía considera organizaciones terroristas, como los grupos militantes kurdos. 

"Estamos siguiendo los acontecimientos relacionados con Suecia y Finlandia, pero no tenemos una opinión favorable", dijo Erdogan a los periodistas en Estambul. Cualquier ampliación de la OTAN requiere del consentimiento unánime de Estados miembro 

Postura estadounidense 

Los funcionarios estadounidenses dijeron que estaban trabajando para "aclarar la posición de Turquía", al tiempo que reiteraron que "Estados Unidos apoyaría una solicitud a la OTAN por parte de Finlandia y/o Suecia si decidieran hacerlo". 

"Apoyamos firmemente la política de puertas abiertas de la OTAN", dijo el viernes a los periodistas la subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Eurasiáticos, Karen Donfried. 

Los ministros de Relaciones Exteriores de Suecia y Finlandia participarán en la cena informal del Consejo del Atlántico Norte el sábado, en Berlín. Desde Alemania, Blinken se dirigirá a Francia el domingo, donde asistirá a la segunda reunión ministerial del Consejo de Comercio y Tecnología de EEUU y la UE, conocido como TTC. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló el viernes con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y con Niinisto, de Finlandia. 

"El presidente Biden subrayó su apoyo a la política de puertas abiertas de la OTAN y al derecho de Finlandia y Suecia a decidir su propio futuro, política exterior y acuerdos de seguridad", dijo la Casa Blanca en una lectura de la llamada, y agregó que los líderes "reiteraron su compromiso compartido de coordinación continua en apoyo de Ucrania y el pueblo ucraniano afectado por la guerra". 

Impacto de la expansión de la OTAN 

Michael Kimmage, del German Marshall Fund, dijo a la Voz de América que el ingreso de Finlandia en la OTAN sacudiría el orden establecido en Europa, tanto para la OTAN como para Rusia. 

“Es una frontera muy, muy larga y, por supuesto, acerca mucho a la OTAN, o llevará a la OTAN -si todo pasa- muy cerca de San Petersburgo", observó Kimmage. "Y al mismo tiempo, le dará a la OTAN mucho más territorio justo en la frontera rusa para defender. Esos son grandes pasos. Esos son grandes cambios". 

Rusia, por su parte, ha advertido contra la expansión de la OTAN y sostiene que la adhesión de Finlandia y Suecia traería "graves consecuencias militares y políticas". 

"La expansión de la OTAN y el acercamiento de la alianza a nuestras fronteras no hacen que el mundo y nuestro continente sean más estables y seguros", aseguró el jueves a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. 

El viernes, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, habló por teléfono con su homólogo ruso, Sergey Shoygu, por primera vez desde el 18 de febrero. 

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, informó en un comunicado que Austin "instó a un alto el fuego inmediato en Ucrania y enfatizó la importancia de mantener abiertas las líneas de comunicación". 

Juicio por crímenes de guerra 

En Ucrania, un soldado ruso de 21 años fue llevado ante un tribunal de Kiev el viernes, en el primer proceso por crímenes de guerra desde que comenzó la guerra. 

Los fiscales de Nian alegan que Vadim Shishimarin disparó varios tiros desde un automóvil en la región de Sumy, en el noreste de Ucrania, el 28 de febrero, pocos días después de que comenzara el conflicto, y mató a un hombre desarmado de 62 años que empujaba una bicicleta al costado de la carretera. 

El gobierno de Ucrania dice que está investigando más de 10.000 crímenes de guerra que involucran a las fuerzas rusas, incluidos casos de tortura y mutilación, a menudo revelados después de que las fuerzas rusas cedieran terreno, como en el caso de Bucha

Rusia ha negado haber cometido crímenes de guerra en Ucrania, y el Kremlin dijo el viernes que no tenía conocimiento del juicio. 

Fuente: voanoticias.com