¿Se desinflan los Callejas?

¿Se desinflan los Callejas?

 

Cumple la dinastía de los Callejas 40 años en el poder, desde que en 1974 tuvieron a su primera generación dirigiendo el destino del magisterio en Veracruz, a través del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Alfonso Arroyo Flores inició la estirpe que dirigió hasta 1980, cuando murió de un infarto en un motel de Banderilla. Quedó entonces su sobrino Juan Nicolás Callejas Arroyo, quien hasta hoy sigue siendo el dirigente moral y heredó el poder formal a su hijo Juan Nicolás Callejas Roldán.

Nadie de los maestros había protestado por tal sucesión en el poder, que se antoja peor que cualquier dictadura de Medio Oriente. ¿La razón? El amasiato entre el magisterio y los líderes sindicales que por años mantuvieron las prebendas y canonjías como la herencia de las plazas sin vocación, la impunidad contra maestros pederastas, la doble o hasta triple plaza, la negociación monetaria de éstas, que no existiera evaluación, etc.

Hoy, con la Reforma Educativa que tira todos esos privilegios y que además le quita a los sindicatos el control de las plazas laborales, resulta que ahora sí los Callejas son los villanos de la película… Y apenas se acaban de dar cuenta 40 años después.

Ayer, un grupo de maestros disidentes tomaron las instalaciones de la Sección 32 del SNTE en Xalapa, una de las más grandes del país, que además en su momento disputó la dirigencia nacional por la cantidad de agremiados. Desde la mañana y todo el día corrió la voz de que serían desalojados a golpes por parte de simpatizantes de los Callejas que se estaban reagrupando para volver a tomar control del edificio sindical.

A través de Whatsapp (aplicación para celulares inteligentes que envía mensajes sin costo) los maestros opositores llamaban a reforzar la protesta “con hombres ágiles y fuertes” que incluso podían ser enviados al Distrito Federal, aunque la prioridad era apoyar a los que tienen tomada la sede de la Sección 32.

Un audio que se difundió por la misma vía, hace un llamado para que se resista en el movimiento originado este lunes 23 de septiembre, donde piden el apoyo también de universitarios.

La rapidez de la comunicación superó a las intenciones de los Callejas: no hubo tal reagrupamiento y tampoco hubo una marcha que se supone saldría hoy a las 9 de la mañana para apoyar a los dirigentes magisteriales.

Hasta las 11 de la mañana, sólo había llegado un triste camión al parque Adalberto Tejeda, de la avenida Xalapa, con cerca de 50 personas.

El apoyo a los Callejas nunca llegó, y puede ser por estas causas:

+ El norte y el sur de Veracruz fueron bloqueados en las carreteras por parte de maestros disidentes. Según el audio que se describe anteriormente, un contingente de Tantoyuca habría detenido los camiones en apoyo a los Callejas. En Minatitlán, bloquearon de igual manera carreteras, cuyo alcance fue hasta Sayula.

+ Los Callejas realmente ya no tienen poder al perder el control de las plazas.

+ El sentido común… ¿quién en su sano juicio defendería y expondría su físico para golpear a compañeros maestros? ¿quién en su sano juicio defendería los intereses de una familia que en su triste vida han dado clases, pero han sido vividores de la educación?

+ La información que se movió en redes sociales y otros dispositivos podría haber hecho recular las intenciones violentas de los Callejas, y esto porque tampoco a Veracruz le conviene que sea el primer estado que dé el paso para la represión a maestros disidentes y en contra de la Reforma Educativa.

Ante esto, la pregunta obligada: ¿se están desinflando los Callejas?

Pablo Jair Ortega @pablojair
www.columnasinnombre.com
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.