Con la Corte hemos topado

Con la Corte hemos topado

Foto: Alberto Pérez Dayán (Archivo)

1ª ley de la 4T: la taibolinha puede tener efecto boomerang

La suspensión provisional que ordenó el ministro de la SCJN, Alberto Pérez Dayán, a la ley de Remuneraciones, en tanto se determina si no viola algún precepto constitucional, enfureció al presidente López Obrador, a su círculo cercano y a sus seguidores.

El asunto de que ningún servidor público puede ganar más que el presidente, no ha sido bien recibido en los órganos autónomos ni en el Poder Judicial, este último, considera que es un atentado a la división de poderes, cuestión central para los equilibrios democráticos.

Resulta ingenuo, que el tabasqueño suponga que su visión del mundo tiene que ser asumida como verdad absoluta, por más que Muñoz Ledo lo llame: ‘un auténtico hijo laico de Dios’.

Por supuesto que los inconformes tienen derecho a protestar, ya serán los tribunales quienes determinen a quien le asiste la razón. Claro, sino deseamos vivir en una dictadura.

Además, lo que se debe buscar, no es que ministros, magistrados y jueces ganen menos, sino, que sean incorruptibles. Un Poder Judicial sometido por el soborno o la fuerza del Ejecutivo, le cuesta más al país, que las canonjías salariales que reciben.

Vale la pena recordar la frase que le decían a los generales romanos para que no se envanecieran: Respice post te! Hominem te esse memento!“¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre” (y no un dios).  Comprenderla, ayuda a tolerar el disenso.

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.