90 años del ex partidazo

90 años del ex partidazo

Murieron enfermos de corrupción y reencarnaron en una cuña del mismo palo

90 años han pasado desde que el cuatro de marzo de 1929 fuera fundado, por Plutarco Elías Calles, el Partido Nacional Revolucionario, mismo que variara su nombre en 1938 por el de Partido Revolucionario Mexicano, bajo la égida de Lázaro Cárdenas, para en 1946, por influencia del alemanismo, adoptar su nombre actual: Partido Revolucionario Institucional.

Un caudillo, un “hijo” y un “cachorro” de la Revolución, dejaron su huella indeleble en el tricolor. Serían los neoliberales, impulsados por Miguel de la Madrid, los que darían otro enfoque al partido, aunque no cambiaran su denominación.

Durante nueve décadas han escrito páginas gloriosas, aunque también las más infames.

Crearon instituciones como el IMSS o el INFONAVIT, impulsaron la construcción de la UNAM y del IPN, pero, además, le dieron carta de naturalización a la desigualdad y a la subcultura de la simulación. Por años reprimieron a los demócratas.

Fueron contención inobjetable a la política imperialista de los Estados Unidos en la OEA, sin embargo, no supieron distinguir al caballo de Troya que representaron los Chicago Boys, su ‘institucionalidad’ se convirtió en tósigo mortal.

Hoy buscan la forma de renovarse, ignoran (o simulan hacerlo), que ya otro les expropió los derechos de autor. Su epitafio será: aún en la derrota, siempre salimos ganando.

@javieroldan

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.