Gobiernos militantes

Gobiernos militantes

Le dijeron que le tenía que ‘meter cerebro’ y se volvió visceral

Pasan los días desde que se dieron los cambios de administración y el encono social no tan sólo no disminuye sino, que se le agrega el aupado por los nuevos gobernantes.

En el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador,  se ha dicho que existe un manual en el cual se indica a los militantes de Morena, abuchear a los políticos de la oposición en los mítines del Tlatoani, el fenómeno se comienza a salir de control.

En Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García es una copia (aún más tropical) de AMLO y en tal sentido, el mandatario ya decretó sus fobias.

La primera fue fallida al no poder remover al fiscal Jorge Winckler, no obstante, ahora don Cui, enderezó sus baterías contra el alcalde panista del puerto de Veracruz, Fernando Yunes Márquez y por tal motivo, decidió no coronar a la reina del carnaval ni asistir al desfile.

Lo anterior podría resultar anecdótico, pero en el fondo revela la intolerancia de un funcionario, cuyo mandato es gobernar para todos, no para su partido. Lo anterior, implica aceptar al adversario en aras de la urbanidad política y la construcción de consensos.

Así como fue un craso error, que el presidente dijera que no iría a Puebla al rechazar el triunfo de la difunta Martha Érika Alonso, el ‘góber sabadaba’ escupe al cielo por no asistir a la fiesta popular más importante de la entidad, se lo pierde él, no los tertulianos.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.