El PRI veracruzano comienza a moverse

El PRI veracruzano comienza a moverse

El hijo prodigo resultó parricida

El pasado fin de semana se registraron seis fórmulas para contender por la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Estatal, que luego de la paliza de julio pasado, había entrado en una etapa de pasmo, incluso, el candidato derrotado, José Yunes Zorrilla, está escondido.

Meses atrás, de manera tácita se había extendido el certificado de defunción del ex partidazo, pero viendo el mal desempeño del gobierno del morenista Cuitláhuac García, se presenta un futuro más halagüeño para tricolores y blanquiazules.

Sin un claro ‘dedo elector’, será fundamental para los priistas hacer un esfuerzo con el objetivo de abandonar las prácticas fraudulentas, de lo contrario, la oportunidad para recomponerse puede acabar en una fractura definitiva.

De cara a los ciudadanos, el PRI tiene el reto enorme de diferenciarse de MORENA; un movimiento que recuperó el principio ideológico básico de la era posrevolucionaria: la justicia social.

Si los maltrechos tataranietos de don Plutarco apuestan por la simulación, están perdidos.

Quizá, viendo lo que ocurre en Veracruz, la principal oferta que pueden hacer a la sociedad es su experiencia de gobierno, eso sí, antes que cualquier cosa, tendrán que iniciar por un mea culpa. Reconocer los errores, es el único camino para intentar cambiar.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.