¿Y dónde está Peña?

¿Y dónde está Peña?

La filosofía del peñato era profunda: gel o no gel, esa es la cuestión

Pasmosa la actitud asumida por el ex presidente Enrique Peña Nieto y sus ex colaboradores, no atinan a esgrimir ningún tipo de argumento en defensa del peñato, han optado por un silencio que más que prudente es cobarde.

La obra de infraestructura insignia de la pasada administración, el NAIM, fue cancelada y sólo hubo algunas declaraciones titubeantes de Enrique de la Madrid diciendo que era un error, pero el mexiquense hizo mutis mediático.

Por el lado de las llamadas reformas estructurales, la de educación, considerada la joya de la corona, fue abrogada y ni un pio han dicho ¿dónde está, el cuasi elevado a prócer, Aurelio Nuño?

En este contexto, se podrá estar de acuerdo o no con los ex presidentes Fox y Calderón, pero se les debe reconocer que han tenido los tamaños para fajarse ante el nuevo Tlatoani, no se refugian en la monserga de la ‘institucionalidad’.

Si los priistas aspiran, en serio, a reposicionarse en el imaginario colectivo, deberían iniciar por tirar todo el lastre que les impide hablar con plena libertad, las simulaciones los llevarán a la extinción total.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.